Los concejales siguen sin definir y Gómez cobrará sin trabajar

Según los profesionales de la psicología, uno de los efectos que genera el miedo en una persona es la inacción o mas comúnmente conocida, inmovilidad.
Este trance psicológico estarían atravesando los ocho concejales del departamento de Chimbas, a la hora de tomar una definición en cuanto al futuro del concejal Juan Carlos Gómez Tejada, quien se hiciera pasar por médico teniendo aprobado solamente el cursillo de ingreso en la facultad de Medicina de Córdoba.

Ayer, en una nueva reunión, los ediles debían tomar una decisión y lo único que tomaron fue café, ya que ni una sola definición salió del Concejo chimbero. En definitiva, no hubo acuerdo y quedaron en continuar reuniéndose para ver el futuro.

Se expusieron tres posiciones. Por un lado la que defendieron los concejales Ortiz, Guajardo y Gil del justicialismo, la que apuntaba a darle licencia, sin goce de haberes a Gómez, hasta que la Justicia resolviera. Por otro lado, se manifestó una segunda posición defendida por los concejales Mañé y López, la que apuntaba a dar una licencia por 60 días y si la Justicia lo condenaba, recién suspenderlo en su cargo. Y por último, apareció una tercera posición defendida por Gustavo Paredes del Basualdismo y Liliana Alaniz del Justicialismo, que ordenaba la suspensión de Gómez hasta que dicte sentencia la Justicia.

No hubo acuerdo entre los ediles y la reunión plenaria terminó dejando la puerta abierta del debate y sin una definición. Quedaron en reunirse en unos días más.

Mientras tanto, quien se ve beneficiado es el polémico concejal Juan Carlos Gómez, quien desde el 3 de agosto no va al Concejo y está cobrando la suma de $5.000, por un trabajo que no cumple, que es el de concejal.

Comentá la nota