Concejales de Sarmiento fusionaron sus gastos de representación con los salarios

Los ediles opositores de Sarmiento que, actualmente, son mayoría en el Poder Legislativo aprobaron en la última sesión una reducción del 10% del total de sus gastos de representación y salario.
Sin embargo, fusionaron el ítem de gastos de representación a sus salarios. La medida se adoptó después de rechazar el proyecto original que buscaba achicar el gasto público. Ahora se espera que el intendente Ricardo Britapaja vete dicha modificación, la cual será perjudicial para las finanzas del municipio a mediano plazo.

Lo que parecía una acertada medida para paliar el gasto político en medio de la crisis económica internacional se convirtió en un dolor de cabeza para los asesores técnicos del municipio de Sarmiento, después que los concejales opositores se aprovecharon de la situación planteada ante la crisis porque el oficialismo dona sus dietas para obras de bien público.

Al incluir los gastos de representación a los salarios, los concejales de la oposición obtienen todo lo contrario al espíritu de ahorro que proponía la iniciativa original del vecinalismo, la cual especificaba una reducción del 10% de las remuneraciones que perciben los funcionarios.

De hecho, la eliminación de la figura de "gasto de representación" es un aumento encubierto de los concejales opositores, ya que se incrementará su salario básico al juntarse con la dieta mensual, se cuestionó.

La novela comenzó cuando el poder político municipal de Sarmiento puso en marcha una reducción del 10% en los haberes de los funcionarios. La idea se trasladó al Poder Legislativo, pero de inmediato fue modificada por la mayoría opositora, aprovechándose que los cuatro ediles oficialistas perciben exclusivamente sus gastos de representación y no sus dietas, cuyos montos son donados a la comunidad.

TERMINAN GANANDO MAS

El bloque vecinalista integrado por Miriam Gerez, Nélida Manrique, Jorge Giraudo y Ricardo Sandoval quiso trasladar la reducción salarial del 10% a los concejales, pero la mencionada maniobra política torció los intereses originales de la medida.

En aquella oportunidad, el 22 de abril, el concejal Giraudo presentó un anteproyecto de ordenanza, referido a recortar justamente el sueldo de los concejales en un 10% en sus haberes, a partir de abril y hasta diciembre inclusive, pero el mismo fue desaprobado.

El oficialismo buscó fijar la dieta de los concejales en la suma de 1.710 pesos y los gastos de representación, cuyo monto asciende a 1.260 pesos, pero la oposición juntó ambas remuneraciones para convertirlas en dietas, por lo que quedó eliminada la figura legal de "gastos de representación".

Tal medida elevará las cargas sociales en forma significativa a mediano plazo, por lo que el ahorro que se buscaba alcanzar será contraproducente en caso de que el proyecto no sea vetado por el intendente Britapaja.

Comentá la nota