Concejales se reunieron con propietarios de locales nocturnos

Ayer al mediodía se llevó a cabo la reunión convocada por los concejales miembros de la comisión de Seguridad con los propietarios de locales bailables del distrito.
En el marco del ordenamiento que se le pretende dar a la actividad nocturna, los ediles plantearon a los comerciantes su visión de cómo, desde su lugar, debería comenzar a atacarse el problema y cómo llegar en forma consensuada a vías alternativas de solución.

En principio, el encuentro había sido programado sólo para dialogar con los representantes de los cinco locales de esparcimiento nocturno clasificados como bailables por ordenanza (Nº3.404). Sin embargo, al Concejo Deliberante llegaron también los titulares de pubs y resto-bares, quienes se incorporaron posteriormente.

No hubo diferencia con la reunión que los comerciantes tuvieron días atrás con funcionarios del Ejecutivo municipal y los planteos fueron básicamente los mismos.

Los legisladores enfatizaron en la necesidad de que los comerciantes cumplan con la normativa vigente, que prohíban el ingreso de menores a sus locales y exijan documentación para despachar bebidas alcohólicas.

Por su parte, los comerciantes insistieron en que el problema no se origina en el interior sino en la vía pública e, incluso, consideraron que dentro de los boliches los jóvenes se encuentran contenidos.

En este sentido, indicaron que se necesitan medios de transportes para trasladar a los cerca de 3 mil jóvenes que quedan deambulando por la calle a determinada hora de la madrugada a sus distintos barrios de residencia, mayor seguridad para mantener el control mientras se produce la desconcentración y hasta pidieron un refuerzo de limpieza y recolección de residuos para los días domingos.

Además, manifestaron sentirse perseguidos por las políticas que se intentan tomar desde el gobierno local argumentando que se focalizan en el sector cuando deberían hacerlo en otros.

"La reunión fue muy interesante y es sólo un inicio", dijo el presidente de la comisión, Jorge Paiz, "la intención era escuchar y ponernos de acuerdo para encontrar la mejor solución".

Ni siquiera llegó a ser una reunión informativa, sólo una mesa de diálogo. A pesar de estar presentes todos los representantes de comercios bailables, no surgió el debate por el último proyecto presentado para limitar la actividad a los fines de semana.

Otro de los reclamos de los comerciantes fue el de que se exijan mayores controles a kioscos, almacenes y supermercados por la venta de alcohol. Al respecto, los ediles informaron que es un tema en el que se está trabajando, tras la respuesta del Ejecutivo sobre las falencias en el área por falta de personal, el Cuerpo pedirá al intendente que arbitre las medidas que sean necesarias para jerarquizar la cartera de Inspección.

También se abordó el tema de la erradicación de los locales de esparcimiento nocturno a la Costanera y la zona de Antártida Argentina, cuya prórroga se vence el próximo 14 de agosto. Los ediles reconocieron que para poder aprobar esa norma es necesario que se garanticen las medidas básicas de infraestructura y por ello están teniendo consideración con los empresarios.

Mientras los comerciantes quedaron en evaluar todo lo hablado en el encuentro, esperando una respuesta de los concejales a su propuesta de limitar el horario de ingreso a las 5.30 horas, el próximo 24 de agosto, la comisión mantendrá una reunión con los jóvenes organizadores de la marcha por Juan Cruz Marques.

Comentá la nota