Concejales resuelven si se pone en práctica la contribución por mejoras

El Concejo sesionará hoy para analizar, entre otras cosas, el proyecto que reimplanta la contribución por mejoras. Si la medida se aprueba, el municipio podrá cobrarles a los vecinos obras de pavimentación e iluminación.

En su primera sesión del año, el Concejo Deliberante tratará hoy un proyecto de ordenanza para poner nuevamente en práctica el sistema de contribución por mejoras, que le permitirá al municipio cobrarles a los vecinos la realización de obras de pavimentos e iluminación. La iniciativa pertenece al presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime y el concejal de la Concertación Plural, Diego Garciarena y cuenta con el explícito respaldo de la gestión de Gustavo Pulti.

Inicialmente las obras que se lleven a cabo bajo esta modalidad contarán con el financiamiento del gobierno nacional, que prometió otorgar 99 millones de pesos para que la comuna ejecute tareas de pavimentación y bacheo; a lo que se le suma otra partida para la instalación y reemplazo de luminarias.

"Queremos que este dinero sirva para realizar obras y que pueda ser recuperado para continuar desarrollando trabajos públicos en toda la ciudad a lo largo del tiempo", le explicó ayer Artime a LA CAPITAL. De los 99 millones de pesos que la presidenta Cristina Fernández se comprometió a girarle al municipio local, unos 20 millones ya fueron incluidos dentro del presupuesto de 2009. Pero lo cierto es que desde la Casa Rosada ya dieron el visto bueno para que la gestión de Gustavo Pulti amplíe esa partida, haciendo uso de la totalidad de los recursos ofrecidos durante este año.

El sistema de contribución por mejoras fue utilizado durante décadas en Mar del Plata para pavimentar e iluminar a una gran cantidad de barrios, en especial durante los gobiernos de los intendentes del socialismo.

La actual administración se propuso volver a ponerlo en práctica, con la intención de intensificar la obra pública. Según los planes del gobierno, un 30% de los fondos dedicados a pavimentos serán aprovechados para realizar nuevas obras, en especial, en aquellas cuadras donde los vecinos vienen reclamando esta mejora. El 70% restante sería destinado a reparar los asfaltos vencidos, que deberían ser reconstruidos.

Según explicó Artime, en ambos casos los vecinos tendrán que abonar los trabajos, en función de los metros lineales del frente de sus domicilios. Pero aclaró que el sistema prevé la existencia de un registro de oposición, que permitirá que los vecinos planteen su rechazo.

No obstante, está previsto que el sistema tenga un criterio "solidario" ya que no habrá exigencia de pago en todos los barrios por igual. "Está previsto que en algunas zonas de bajos recursos los trabajos corran por cuenta de la administración de manera íntegra", aseguró el concejal.

Aporte extra para salud

Los concejales someterán hoy a votación el proyecto de crear una contribución adicional a la Tasa de Servicios Urbanos para financiar mejoras en el servicio de salud.

Según explicó el secretario del área, Alejandro Ferro, la idea consiste en recaudar por esta vía unos 15 millones de pesos para garantizar que haya algunos centros de salud abiertos durante las 24 horas, ampliar los horarios de atención en otras salas, contratar a médicos, enfermeras y promotores y adquirir instrumental y equipamiento.

Parte del dinero estaría destinado además a financiar un Programa de Desarrollo Infantil, para asistir a niños y madres embarazadas.

El proyecto establece que el 30% de los vecinos que paga la TSU estaría eximido de realizar este aporte extra, mientras que un 45% sólo aportaría entre 2 y 6 pesos por mes.

Nuevos entes

Los concejales también tendrán que decidir si autorizan la disolución del Ente Municipal de Vialidad, Servicios Urbanos y Gestión Ambiental y de la Secretaría de Obras del Ejecutivo para crear dos nuevos entes descentralizados: el Ente de Vialidad y Alumbrado Público (Emvial) y el Ente de Obras y Servicios Urbanos (Enosur).

Soterramiento del cable

El Concejo Deliberante someterá hoy a votación la propuesta de la empresa Multicanal de poner a disposición del municipio varios servicios, a cambio de no verse obligada a soterrar el cableado en aquellas zonas de la ciudad en las que el tendido de cables correspondientes al alumbrado público ya se encuentra bajo tierra. Concretamente la obra se debería llevar a cabo en 6 manzanas del centro y otras tantas ubicadas en la zona de La Perla.

El expediente cuenta con el despacho favorable de la comisión de Obras, por lo que será tratado sobre tablas, para lo cual requiere del aval de los dos tercios de los concejales.

Una ordenanza de 1994 estableció la obligación de la empresa de televisión por cable de trasladar el cableado desde los postes actuales a bajo suelo. Sin embargo la compañía nunca cumplió con esa disposición, gracias a varias prórrogas concedidas por las gestiones de los intendentes Elio Aprile y Daniel Katz. En una nueva negociación, la firma solicitó ser otra vez relevada de este compromiso, por un plazo de 15 años y a cambio ofreció poner a disposición de la comuna una serie de servicios, tales como conexiones wi-fi en espacios públicos y la interconexión de los semáforos a través de fibra óptica

Comentá la nota