Concejales propondrían modificar la ordenanza.

Un grupo de ediles avanzaría en una modificación de la legislación.
Un grupo de concejales está trabajando para que el escándalo por la ordenanza que prohibe la instalación de "carpas de familias gitanas" sea resuelto dentro del propio cuerpo deliberativo.

NUEVA RIOJA pudo saber que ediles de diferentes bloques están buscando una salida parlamentaria al problema que suscitó la norma, que ya fue catalogada como discriminatoria por el INADI en su delegación riojana y que fue rechazada en duros términos por diferentes espacios sociales.

Fuentes deliberativas explicaron que la intención es modificar la norma, pero manteniendo su espíritu en la referencia a la higiene de la zona.

Fuera de micrófono los ediles insisten en que los vecinos de la zona Este de la ciudad se quejan por las condiciones de salubridad que se genera a partir de la instalación de las carpas.

Es por ello que propondrían que la ordenanza regule las características que debe cumplir una carpa para instalarse, pero sin hacer ninguna mención al origen étnico, social, religioso o de nacionalidad de las personas que se instalen en ellas.

"Vamos a tratar de evitar los vicios de discriminación y anticonstitucionalidad que la ordenanza pueda llegar a tener", sostuvieron ante la consulta de NUEVA RIOJA.

Consultas

En las últimas horas los ediles habrían recibido el respaldo del Palacio municipal Juan Ramírez de Velasco. El propio intendente Ricardo Quintela les habría expresado que compartía la ordenanza y el mismo mensaje se habría enviado desde la Casa de Gobierno provincial hacia el Concejo Deliberante.

En ambos casos el mensaje incluiría la necesidad de modificar el texto para evitar la discriminación, preservando el espíritu de cuidar las condiciones de salud en la ciudad Capital.

El problema es que los concejales capitalinos pretenden una modificación que no deje heridos políticos y que se evite el desgaste del cuerpo ante el resto de la sociedad riojana.

Ya tuvieron que dar marcha atrás en el caso de la ordenanza sobre los espectáculos públicos y la apología de las drogas, y en este caso buscarían una salida consensuada.

Comentá la nota