Dos concejales de la UCR pidieron formar un nuevo bloque

A raíz de diferencias con la organización interna, Maximiliano Abad y Nicolás Maiorano notificaron su salida y la conformación de una nuevo bloque. Ahora deberá resolver el Concejo Deliberante si lo aprueba.
El bloque de concejales de la Unión Cívica Radical (UCR) corre riesgo de dividirse luego de que en las últimas horas dos de sus integrantes solicitarán al presidente del Concejo Deliberante permiso para formar una nueva bancada política.

Según pudo establecerse, tanto Maximiliano Abad como Nicolás Maiorano tomaron la decisión de separarse del resto de los concejales del radicalismo por cuestiones relacionadas con la organización interna.

"Vamos a tratar de mantener las reuniones para ver si se puede revertir esta situación, pero me apena mucho porque no tiene que ver con diferencias políticas ni estructurales. Acá el problema es algo interno que ni siquiera tendría que transcender. Por momentos me da vergüenza", admitió ayer Walter Malagutti, actual presidente de bloque.

La nota entregada ayer por Maiorano y Abad a Marcelo Artime, titular del Concejo Deliberante, sostiene que "dejaremos de pertenecer al bloque radical para conformar un nuevo bloque denominado "UCR. Ponemos en conocimiento de Ud. que el nuevo bloque que se conforma estará integrado por los concejales Maximiliano Abad y Nicolás Maiorano, siendo decisión que sea presidido por este último".

De esta manera, los dos ediles disidentes iniciaron el trámite administrativo correspondiente y que ahora deberá continuar con el tratamiento por parte de los distintos presidentes de bloque. Sólo se permitirá la escisión si el resto de los bloques así lo decide.

El actual bloque radical está conformado por Walter Malagutti, presidente, Fernando Rizzi, Verónica Hourquebie, Eduardo Abud, María Cristina Coria y los dos disidentes. Si prospera esta determinación, el radicalismo quedaría dividido en dos bloques, aunque en virtud de la naturaleza de las diferencias, seguirían cohesionados políticamente. Esto significa que no deberían votar distinto en los temas principales.

El conflicto

En diciembre de 2007, cuando entró en funciones la nueva conformación del Concejo, el bloque radical realizó un acuerdo interno mediante el cual se establecía que durante el primero año (hasta diciembre de 2008) el presidente sería Malagutti, mientras que el segundo correspondía ser presidido por Maiorano.

Sin embargo, cuando debió efectivizarse el cambio comenzaron las desavenencias. Los dos ediles rebeldes solicitaron además de la presidencia, colocar una persona cercana a ellos en la secretaría del bloque. Vale recordar que tanto Abad como Maiorano son resultado de la estructura universitaria de Franja Morada, más precisamente de la Facultad de Derecho. Por ello es que, más allá de la organicidad que pueden mostrar, provienen de un sitio diferente al resto de los concejales y tienen a su propia gente. Esta exigencia no fue admitida por el resto del bloque, ya que se cree que se trata de una modificación al acuerdo de 2007.

Luis Rech, actual presidente de la Unión Cívica Radical en Mar del Plata, dijo que "es un tema lamentable que no tiene que ver con las internas; simplemente hubo una discusión sobre la presidencia del bloque y no se debe tampoco a diferencias ideológicas".

Según se determinó, en las próximas horas continuarán las reuniones para tratar de evitar la división del bloque radical. "Esto debilita a la oposición y fortalece al oficialismo", se quejó ayer Malagutti.

Por su parte Rech aseguró que "yo como presidente del partido estoy haciendo todo el esfuerzo posible para que esta división no prospere, aunque noto cierta intransigencia que me hace pensar que puede ser un tema ya irreversible".

Comentá la nota