Concejales piden que el Ejecutivo informe sobre sumarios iniciados

Los concejales Magdalena Ricchini y Adrián Feldman presentaron un proyecto de comunicación, para que el Ejecutivo municipal informe sobre el desarrollo y conclusión de algunos sumarios iniciados en el ámbito comunal, para la investigación de presuntas irregularidades cometidas por agentes.
En este marco, el primer pedido está relacionado con la habilitación del pub actualmente llamado "Cream Sound". A instancias de la concejal Luciana Gómez Panizza, en marzo de 2006, el intendente Mario Meoni abrió un sumario administrativo interno para investigar el accionar de funcionarios municipales. El caso se inició cuando la edil se encontraba ejerciendo el cargo de intendente interina y ordenó a personal de Inspección General notificar a los propietarios del boliche "Bar Fly", ubicado en Belgrano y Francia, que debían abstenerse de funcionar por no cumplir con los requisitos legales. Sin embargo, las notificaciones no fueron entregadas, no se realizaron controles ni se clausuró el lugar.

La última novedad que se tiene sobre este tema data de un año después, marzo de 2007, cuando pudo saberse que el expediente iniciado se encontraba alojado en la Asesoría Legal y Técnica de Gobierno y todavía faltaba tomarle declaración al entonces titular de Inspección General, Orlando Muñoz Saggese. Hasta ese momento, un año después de los hechos, no había logrado superar la etapa de instrucción.

Campaña electoral

Además, los concejales del interbloque Coalición Cívica – Reencuentro por Junín también quieren saber sobre los resultados del sumario iniciado a partir del accionar de empleados de Talleres municipales, trabajando en el levantamiento del acto de campaña proselitista del oficialismo local, realizado el 29 de mayo en la Sociedad Comercio e Industria.

Con fotos inclusive, esta denuncia pública corrió en su momento por parte de los ediles que hoy preguntan sobre el estado del expediente.

La plaza

Finalmente, Feldman y Ricchini quieren saber sobre el último sumario anunciado a través de los medios periodísticos. El mismo fue a partir de que una placa de 350 kilogramos se desprendiera del monumento ubicado en la Plaza Sarmiento de Villa Belgrano, la que casi aplasta a un nene.

A más de 15 días de ocurrido el hecho, el monumento continúa en las mismas condiciones, sólo que atado con alambre. Hasta la faja que se colocó en forma provisoria ese fatídico martes 15 de septiembre desapareció apenas unos días después.

En sus últimas declaraciones públicas, el secretario de Obras Públicas, Agustín Pinedo, había develado por qué aún no se hizo nada para prevenir que otro desprendimiento se transforme en una desgracia: están esperando que concurra a verificar el lugar el perito que debe intervenir para la elaboración del sumario interno administrativo.

Comentá la nota