Concejales piden derogar Ordenanza para compra de terrenos sobrevaluados y exigen la expropiación

Este miércoles, los bloques de concejales de la UCR, FpV-CP, Socialismo y Mar del Plata-Batán K presentaron un proyecto de ordenanza con el fin que se declare de utilidad pública y sujeto a expropiación el predio donde se prevé construir una nueva Planta de Pretratamiento de efluentes cloacales. A sube vez, le encomiendan al gobierno municipal gestionar ante la Honorable Legislatura de la Provincia de Buenos Aires “la sanción de una ley que autorice la expropiación, total o parcial”.
También, se le pide a Obras Sanitarias la realización de “las gestiones tendientes a contratar un empréstito con entidades financieras públicas y/o privadas, provinciales, nacionales o internacionales, de acuerdo con lo establecido por los artículos 46º y 47º de la Ley Orgánica de las Municipalidades, destinado al pago de las indemnizaciones producto de la expropiación de los predios declarados de utilidad pública”.

Por último, se reclama la derogación de la ordenanza 13358 sancionada el 5 de febrero del 2009.

Cabe recordar que la norma que se pide derogar le da luz verde a OSSE para que avance en las gestiones de la compra de un predio 187 hectáreas en la zona norte de Mar del Plata.

En la última sesión del HCD, los ediles pusieron como tope del valor a pagar por hectárea “el de $ 66.690, equivalente a U$S 19.000. – de acuerdo con la cotización del dólar estadounidense del Banco Central del día de la fecha”.

En los fundamentos del reciente proyecto de ordenanza, los concejales explican que “en los últimos años se ha insistido constantemente en dar una solución definitiva al tratamiento de los efluentes cloacales. Es por esto que las distintas instancias técnicas de OSSE iniciaron el estudio y generaron una propuesta de adquisición de tierras y construcción de una nueva planta para resolver definitivamente este tema”.

Y remarcan que “ya en el año 2005 encontramos un primer informe de la Gerencia de Servicios de OSSE donde da una opinión técnica sobre la necesidad de avanzar rápidamente en la adquisición de los terrenos en tratamiento. Expresaba que ‘...en función al estado actual de la estructura de la planta y de acuerdo al proyecto para la modificación e instalación de los nuevos sistemas de separación de sólidos, tenemos entendido que en el momento de la obra, deberá sacarse del servicio por un tiempo importante la actual planta, con todo lo que ello implica actualmente.’ Y agrega a continuación que ‘Por esta razón y en función de la posibilidad de desarrollar el proyecto por separado, o sea ejecutar separadamente emisario submarino y planta de tratamiento, nos permitimos expresar la posibilidad que se evalúe que la planta de pretratamiento propiamente dicha sea emplazada en otro terreno fuera del sector costero entre la ruta y la costa’. Entre los beneficios que enumeraba estaban el tener terreno de expansión para futuros tratamientos, menor impacto ambiental en la zona y eliminación de dicho impacto sobre la ruta costera, tener mayor lugar para maniobras de camiones y la posibilidad de construir la planta a nivel de terreno y tener menor transporte de sólidos”.

A reglón seguido, aseveran que “se llega a la elección de estas tierras luego de desecharse otros cinco predios alternativos para nuevas localizaciones de la planta, de los cuales tres de ellos fueron descartados por su superficie insuficiente y dos por su ubicación. Este y otros informes técnicos de distintas áreas de OSSE dieron inicio a las primeras gestiones en pos de adquirir las tierras en tratamiento por las evidentes ventajas que representaba esta alternativa mientras en forma paralela se avanzaba en el proceso de licitación del emisario submarino y la firma del Acuerdo Marco entre Nación y Municipio donde el Municipio se comprometía a realizar todas las acciones necesarias para que en tiempo y forma la Planta de Pretratamiento de efluentes ‘Ing. Baltar’ se encuentre en condiciones operativas para el correcto funcionamiento del emisario”.

A su vez, puntualizan que “el 14 de junio de 2007 el anterior directorio de OSSE hace una primera oferta de U$S 12.600 la Ha y distintas propuestas de pago ya sea al contado o en cuotas, luego de recibir un informe de la Comisión Permanente de Tasaciones que estimaba su valor en $ 30.000. Más adelante se dicta la resolución Nº 111/08 de OSSE creando la Comisión de evaluación técnica de un nuevo predio para la construcción de futuras instalaciones de tratamiento de los efluentes cloacales de la ciudad de Mar del Plata, que en un informe preliminar aconseja continuar con las negociaciones iniciadas en el año 2007. Dicha comisión solicita a la Comisión Permanente de Tasación una nueva valuación la que arrojó un valor de $ 36.000, por lo que el directorio de OSSE informa con fecha 27 de septiembre del 2008 de una nueva oferta de U$S 14.238 por Ha. que se le hizo a la firma propietaria del terreno”.

Y subrayan que “el 6 de noviembre del 2008 se firma un acta entre OSSE y el Sr. Salomón Salmún donde queda constancia de una nueva oferta de OSSE para la compra de las tierras en forma financiada por un valor de U$S 17.000 la Ha y el titular de las tierras hace una contrapropuesta ofreciendo un valor de U$S 16.500 si fuera al contado y financiado un valor de U$S 19.000 la Ha. Luego de algunas consultas el Sr. Salmún realiza una última propuesta de U$S 18.000 la Ha por pago financiado”.

Por último, afirman que “el 18 de noviembre del 2008 el Sr. Salmún acerca una nueva propuesta que consistía en un valor de U$S 19.000 por Ha. en forma financiada, la que es elevada por OSSE al Honorable Concejo Deliberante solicitando avanzar en las gestiones de compra del terreno, lo que motiva la sanción de la O-13.358 que está sin promulgación. Sin embargo, de la lectura minuciosa de los informes técnicos de OSSE, se advierte que la dimensión del terreno excede las necesidades actuales, lo que podría justificar su compra a un precio conveniente pero no a valores de ‘artículo exclusivo’. Al mismo tiempo, la constante modificación de valores por la parte vendedora, hacen de esta ordenanza un instrumento inútil, ya que no se ha visto reflejado en las negociaciones la posibilidad de arribar a una situación ventajosa para la comuna”.

“Han pasado dos años desde la tasación original y las autoridades de OSSE aún no han logrado acordar un precio aceptable para las partes, lo que muestra las claras la necesidad de dar por terminadas dichas negociaciones para entrar de lleno en la vía de la expropiación, la única que hoy puede garantizar que el Municipio obtenga esas tierras a un precio razonable y en plazos acordes a la necesidad del avance de la obra del emisario submarino”, finaliza el texto.

Comentá la nota