Concejales de la oposición anticipan que no votarán a libro cerrado el presupuesto

El bloque justicialista en el Concejo Municipal de Resistencia adelantó que estudiará con detalle el presupuesto 2009 y las ordenanzas tributaria e impositiva de la comuna capitalina, y que no aprobará "a libro cerrado" el proyecto que envió el Ejecutivo.
Lo dijo la concejala Clarisse Pasmanter, luego de participar de la reunión de la Comisión de Hacienda donde se inició el análisis de la documentación. También destacó que la reanudación de las sesiones, tras el receso, se realizó "en medio de un clima difícil originado por todas las transgresiones cometidas por el oficialismo".

En la sesión del Concejo Municipal de esta semana se analizaron los proyectos remitidos por el Ejecutivo Municipal concernientes al Presupuesto 2009 y las ordenanzas tributaria e impositiva. Se acordó su tratamiento especial, en profundidad, en la reunión de la comisión de Hacienda y Presupuesto.

"El Concejo Municipal retomó el martes el desarrollo de las sesiones, a pesar de las acusaciones de ilegalidad y de violación de la Carta Orgánica que había suscitado el accionar de los ediles aliancistas", dijo la vicepresidenta del cuerpo, Clarisse Pasmanter.

"Antes del receso invernal, el desempeño del Concejo Municipal se había visto empañado por las maniobras del bloque oficialista, que originaron que desde el bloque justicialista se denunciara la ilegalidad de lo realizado. Puntualmente las acusaciones de la oposición iban dirigidas al procedimiento utilizado para decidir la baja de la concejal María Alejandra Carballeira y el nombramiento de la concejala reemplazante María Martina", recordó la concejal justicialista.

El bloque del PJ sostiene que la baja de Carballeira se realizó en una sesión que no contó con el quórum necesario, sin llevar a cabo el juicio político que establece la Carta Orgánica en su artículo 147 y sin la existencia de un curador designado por la justicia para defender los intereses de la concejal saliente.

"La posterior designación de Martina también se produjo sin el quórum requerido, en una sesión que fue transformada de sesión ordinaria a especial sin cumplimentar los debidos requisitos", agregó Pasmanter.

En la reunión de la Comisión de Hacienda estuvieron presentes los concejales Clarisse Pasmanter, Eli Cuesta, Hugo Acevedo y César Picón, Rafael Kadlec, Carlos Cabrera, integrantes del Ejecutivo Municipal responsables del área económica del municipio y representantes de la Cámara de Comercio de la provincia.

Observaciones al proyecto

En el marco del análisis del proyecto presupuestario, el bloque justicialista hizo algunas objeciones. En primer lugar, advirtió que transcurrido el primer semestre del año, el Ejecutivo Municipal no presentó para su análisis la ejecución de gastos y de recursos llevada a cabo hasta la fecha.

También expresaron su desaprobación por el hecho de que tampoco fue presentado por el Ejecutivo Municipal un presupuesto detallado sobre los trabajos públicos a encarar. Las objeciones se hicieron escuchar a su vez por parte de los integrantes de la Cámara de Comercio, quienes cuestionaron el aumento del impuesto a la publicidad y la propaganda impulsado por el Ejecutivo Municipal.

Los representantes de los comerciantes le hicieron saber al concejal del oficialismo presente en la reunión que los impuestos que supuestamente deben recaer sobre las grandes empresas nacionales e internacionales son vertidos de hecho sobre los comerciantes locales. Los concejales justicialistas señalaron que estuvieron de acuerdo con el reclamo de los miembros de la Cámara de Comercio. Pasmanter remarcó otra de las deficiencias del proyecto del Ejecutivo municipal asegurando que la empresa privada, que por vía de la terciarización está a cargo del cobro del impuesto a la cartelería, se hace beneficiaria del 35% de lo recaudado.

Pasmanter destacó que dada la crisis económica de proporciones internacionales, el aumento impositivo por cartelería y el incremento en el área de bromatología que también se está considerando, "no serían convenientes". "Ambos aumentos repercutirían negativamente contra un sector muy importante de la actividad económica provincial e impulsarían la recesión", sostuvo. "No vamos a acompañar ningún aumento", dijo la vicepresidenta del Concejo.

Comentá la nota