Concejales obligarían a Bugliotti a pagar por plusvalía

Es por dos lotes colindantes a la zona del proyecto, que adquirirían un valor extraordinario en virtud del cambio de zonificación, y su consecuente posibilidad para grandes desarrollos inmobiliarios. Máxime si se realiza el nuevo Centro Cívico impulsado por la Provincia, y ubicado en la misma área.
La comisión de Desarrollo Urbano del Concejo Deliberante le puso freno temporal al proyecto por el cual el Grupo Dinosaurio propone ampliar la terminal de ómnibus.

De hecho, el asunto no está en el temario que el cuerpo de discusión abordará hoy, en su sesión semanal.

Sucede que los ediles que integran dicha comisión han coincidido, al menos públicamente, en que el holding, propiedad del empresario Euclides Bugliotti, debería devolver en obras para la ciudad parte de la renta extraordinaria que se generaría, si el Concejo modifica la zonificación de las áreas en cuestión.

Concretamente, además del predio donde se efectuará la nueva parte de la Terminal, se estaría cambiando las normas de edificación de dos lotes colindantes (numerados 40 y 42), lo que permitiría a Grupo Dinosaurio el desarrollo de nuevos negocios inmobiliarios que hoy son imposibles por la legislación vigente.

"No tenemos ningún problema en que los privados ganen dinero, menos aún si apuestan a esta ciudad, pero lo que decimos es que el beneficio es extraordinario, y por lo tanto es justo para la ciudad que se le devuelva parte de esa renta extraordinaria a través de obras públicas", coinciden tanto en el radicalismo como en el bloque Eva Duarte.

Estos lotes están ubicados en la zona de la Bajada Pucará y el barrio Kronfus, zonificados actualmente como área especial, razón esta última por la cual no son susceptibles de edificación.

Sin embargo, es atribución del Ejecutivo Municipal modificar la denominación, aunque previa refrenda del cuerpo legislativo de la ciudad.

De acuerdo a fuentes oficiales, la empresa proyectista planteó que sólo ampliaría la terminal si estos dos lotes se convertían en edificables. Es decir, si se cambiaba la zonificación, y si el factor de uso del suelo (FOS) y el de ocupación total (FOT) son lo suficientemente permisivos para grandes desarrollos inmobiliarios.

En el Concejo Deliberante es extendida la idea de que Córdoba precisa inminentemente una nueva estación de colectivos, que no puede ser construida por el municipio a causa de su debilidad financiera. No obstante, argumentan que eso no significa privar a la comuna de obras públicas que podrían ser financiadas por el grupo constructor, en virtud de su renta extraordinaria generada por el propio Estado.

Tráfico

El tema antes había estado parado por la falta de compromiso por parte de la Provincia en la realización de obras viales que hagan factible un mayor tráfico en la zona, teniendo en cuenta que el volumen del mismo necesariamente se incrementará.

Sin embargo, el tema se solucionó parcialmente a inicios de setiembre, cuando el gobierno de Juan Schiaretti se comprometió, mediante convenio con la Municipalidad, a construir 10 reformas en tal sentido.

Ahora, en la comisión los cuestionamientos volvieron, gracias al nuevo impulso que desde el Ejecutivo provincial se le dio al futuro Centro Cívico, que estaría enclavado casi al frente de la terminal.

Es que las modificaciones viales serían insuficientes para una zona que se convertiría en neurálgica: "Estaría la terminal, su ampliación, los desarrollos inmobiliarios de los dos lotes en cuestión, el Centro Cívico. Todo esto, con una proyección de la población, y también del parque automotor. Hay que estudiar todo muy bien", señaló Julián García, especialista del equipo del concejal radical Guillermo Farías.

Comentá la nota