Los concejales mandato cumplido tuvieron su despedida

Al cumplirse 26 años de Democracia ininterrumpida en Argentina, Mercedes despidió a nueve concejales que habían sido electos en el 2005.
Tres de ellos llevaban ocho años ocupando una banca. Las voces y los conceptos que se vertieron en la despedida.

Los concejales que terminaban su mandato el pasado 10 de diciembre, tuvieron su ceremonia de despedida que contó con la participación del Intendente Municipal, Carlos Selva. El encuentro tuvo sus particularidades, puesto que tres de los salientes terminaban un periodo de ocho años ocupando una banca, tal el caso de Marisa Defelippe, Juan Manuel Torres y David Valerga. Otro aspecto por destacar es que Martín Zubeldía concluyó su mandato, pero por la noche tuvo el acto protocolar de jura para iniciar otro. Los demás cumplieron sus cuatro años, tal los casos de Luis Colao, Claudia Lucero, Juan Montoya, Miguel Angel Etchegaray y Alberto Teijeiro.

A la hora de las palabras, la primera en hacer uso de la misma fue la concejala Defelippe, quien había preparado un video con sus realizaciones pero que no consiguió pasarlo. De hecho se quejó por esta situación y lo hizo públicamente. Defelippe comentó con detalles lo realizado en los dos períodos, destacando su trabajo por los más necesitados y por las personas con capacidades diferentes.

Rompió el silencio por primera vez acerca de la investigación penal que debió soportar y dijo ser perseguida (ver aparte). Luego la concejala Claudia Lucero apeló a un escrito para hablar de su experiencia, "hemos puesto sobre el tapete temas de los que no se hablaban", dijo en la soledad de su bloque unipersonal. También destacó las producciones televisivas realizadas con un equipo de colaboradores, donde mostraron la otra cara de la realidad.

El concejal de la CC, Luis Colao, el que más cerca estaba del jefe comunal que se había sentado en las sillas de presidencia junto a Martín Zubeldía, arrojó algunas ironías. Sostuvo que se iba el mismo Colao que había llegado en el 2005, y que vivía en la calle 42, "acordate de asfaltarla", le sugirió al primer mandatario. Definió la política como una pasión y pidió disculpas si alguna vez se había excedido en sus participaciones en los debates.

Momentos

Torres y Valerga ingresaron en el 2001, cuando Selva aún era concejal. Ambos recordaron aquellos días aciagos de la Argentina y destacaron la madurez de la dirigencia política mercedina para sostener una ciudad tranquila en medio de un incendio generalizado. "Me voy contento porque hemos defendido y fortalecido las instituciones", destacó el edil del radicalismo. En tanto Valerga dijo haber sido leal a la doctrina de Perón y Eva Perón.

Por su parte el concejal Juan Montoya agradeció al Intendente la responsabilidad que le había dado de presidir el bloque oficialista, dijo que las despedidas le resultaban muy difíciles y aseguró que continuaría trabajando en política. De hecho es probable que Montoya ocupe la polémica coordinación creada en el seno del parlamento mercedino. Alberto Teijeiro también dejó palabras de agradecimiento y aseguró que de todos había aprendido algo.

El Dr. Zubeldía desde la presidencia agradeció a sus compañeros de bancada y definió a Montoya como un hábil negociador en las duras pujas que tuvieron en el HCD. Además destacó la libertad de expresión que hubo en el Concejo, "nadie estuvo amordazado". Finalmente, y antes de la entrega de algunos recordatorios, dirigió la palabra Carlos Selva, quien confesó que le hubiese gustado estar en muchos de los debates para defender la posición del gobierno municipal. Destacó la labor de sus concejales, "no es fácil, más bien es muy difícil, ser oficialismo en minoría", dijo. Un ciclo se cerró el 10 por la mañana, y como marca la Democracia otro se abrió por la noche.

Comentá la nota