Los concejales ignoraron un acuerdo municipal clave.

Municipio adhirió el 17 de abril pasado al programa "Ciudades Libres de Discriminación".
Los concejales dieron una muestra más el miércoles pasado de su desconocimiento de la normativa vigente y hasta de los propios acuerdos que firma el Gobierno Municipal. Así lo demuestra la sanción de la ordenanza que prohibe la instalación de las "carpas de familias gitanas". La ordenanza, que aún no cuenta con el visto bueno del Ejecutivo, está destinada íntegramente a legislar sobre los gitanos.

El Concejo Deliberante desconoció el convenio firmado por el Intendente capitalino, Ricardo Quintela y el INADI. Se trata del programa "Ciudades Libres de Discriminación". A través de la firma de este acuerdo, el Gobierno Municipal se compromete a: "crear y/o fortalecer la legislación municipal y la normativa local en materia de lucha contra la discriminación, la xenofobia y el racismo, erradicando todas las normas inconstitucionales o que impliquen discriminación negativa, segregación o jerarquización de las diferencias entre las personas".

Otro artículo que se convierte en clave en este análisis es el número 9, que propone: "Erradicar las prácticas discriminatorias de la administración pública local sustentadas en pretextos de salud, género, edad, origen étnico-nacional, orientación sexual, discapacidad y/o razones político-ideológicas".

El Gobierno de la ciudad adhirió a este programa el 17 de abril junto a otros municipios. Dicho programa tiene como objetivo central erradicar todo tipo de discriminación, racismo y xenofobia del ámbito de las ciudades. Los gobiernos que deciden adherir a este convenio asumen el compromiso de trabajar en forma interinstitucional para erradicar la discriminación. Esto significa que no sólo Ricardo Quintela, intendente de la Ciudad capital, asumió compromisos sino toda la administración de la Ciudad.

En su artículo primero el gobierno municipal se compromete a: "Visibilizar, documentar e implementar políticas locales que combatan la discriminación, la xenofobia y el racismo."

Ahora, todo esto fue ignorado por los concejales del Departamento, al decidir impulsar y luego sancionar esta polémica norma. "Ciudades libres de discriminación" busca promover planes de igualdad de oportunidades y de trato para todos los grupos habitualmente discriminados que incluyan acciones afirmativas en ámbitos laborales, educativos, sanitarios y políticos, en particular planes de paridad entre mujeres y varones; promover la integración física y social de grupos vulnerados, entre otras cuestiones.

Comentá la nota