"Hay concejales que hacen de abogados defensores del juego"

Miranda, secretario de Obras, dijo que el PJ -en especial Rojas- se preocupa por cuidar el negocio del casino y no los intereses de la gente
"Es la­men­ta­ble que al­gu­nos con­ce­ja­les de la opo­si­ción se con­vier­tan en abo­ga­dos de­fen­so­res del jue­go". Clau­dio Mi­ran­da, se­cre­ta­rio de De­sa­rro­llo Ur­ba­no, res­pon­dió con mu­ni­ción grue­sa a las crí­ti­cas que ge­ne­ró en el jus­ti­cia­lis­mo la clau­su­ra de dos días que el Mu­ni­ci­pio le apli­có al ca­si­no que la Lo­te­ría de Cór­do­ba tie­ne en el edi­fi­cio de Cet.

- Des­de el jus­ti­cia­lis­mo y la pro­pia Lo­te­ría de Cór­do­ba han cri­ti­ca­do lo que hi­zo el Mu­ni­ci­pio al clau­su­rar el ca­si­no. El con­ce­jal Ri­car­do Ro­jas di­ce que se tra­tó de un error y que el pro­pio Eje­cu­ti­vo ya re­co­no­ció que se ac­tuó mal ¿Es así? ¿Ac­tuó mal el go­bier­no?

- No. De nin­gu­na ma­ne­ra. El Mu­ni­ci­pio ha ac­tua­do con­for­me a la nor­ma­ti­va vi­gen­te y ha pro­ce­di­do con to­da co­rre­ción en el pro­ce­di­mien­to. Cuan­do una ac­ti­vi­dad cam­bia de ra­zón so­cial o de ti­tu­lar, co­mo en es­te ca­so, co­rres­pon­de una nue­va ha­bi­li­ta­ción y, has­ta el mo­men­to en que se hi­zo la ins­pec­ción, só­lo ha­bía una no­ta pre­sen­ta­da; por lo tan­to, si no es­tá ha­bi­li­ta­do no pue­de fun­ci­nar. Lo que ocu­rre es que en el Mu­ni­ci­pio, en es­te sen­ti­do, hay un con­cep­to muy cla­ro des­de el pun­to de vis­ta de la ac­ción y tie­ne que ver con que no hay pri­vi­le­gios pa­ra na­die. Se con­tro­la a to­do el mun­do, des­de el más pe­que­ño y hu­mil­de al más gran­de. Y no­so­tros no otor­ga­mos nin­gún ti­po de pri­vi­le­gio al jue­go en Río Cuar­to, aun­que pa­re­ce que ellos a lo me­jor es­tán acos­tum­bra­dos a es­te ti­po de tra­to. En Río Cuar­to no exis­te. Si co­rres­pon­de la clau­su­ra, nos ajustamos a la norma.

- El Ede­com ase­gu­ra que no ha­bía nin­gún do­cu­men­to que cer­ti­fi­ca­ra que es­ta­ba en trá­mi­te la ha­bi­li­ta­ción.

- Exacto. Lo que ha­bía era el in­gre­so de una no­ta. Na­da más. Una ha­bi­li­ta­ción es­tá da­da por una re­so­lu­ción del se­cre­ta­rio del área que se emi­te cuan­do es­tá com­ple­ta­da to­da la do­cu­men­ta­ción y cuan­do es­tán he­chas to­das las ins­pec­cio­nes. Co­mo el pro­ce­so no es­ta­ba con­clui­do, no hay ha­bi­li­ta­ción y, por lo tan­to, no pue­de fun­cio­nar.

- Ni si­quie­ra con una cons­tan­cia de que es­tá en trá­mi­te.

- No, por­que no hay una cons­tan­cia in­ter­me­dia. Un lu­gar es­tá ha­bi­li­ta­do o no lo es­tá. Y pa­ra te­ner la ha­bi­li­ta­ción de­be te­ner to­das las ins­pec­cio­nes por­que uno no pue­de pre­su­mir an­tes de ha­cer la ins­pec­ción que al­go es­tá co­rrec­to o in­co­rrec­to. Lo que uno ha­ce es ins­pec­cio­nar, emi­te la re­so­lu­ción y, a par­tir de ese mo­men­to, el lo­cal es­tá ha­bi­li­ta­do y pue­de fun­cio­nar.

- El ge­ren­te del ca­si­no res­pon­sa­bi­li­zó a la Mu­ni­ci­pa­li­dad por el re­tra­so. Di­jo que ellos ini­cia­ron los trá­mi­tes en no­viem­bre y que le ha­bían di­cho que rá­pi­da­men­te iban a ha­cer­se las ins­pec­cio­nes.

- La no­ta fue pre­sen­ta­da el 21 de di­ciem­bre a la Mu­ni­ci­pa­li­dad y es­ta­ba en pro­ce­so la ha­bi­li­ta­ción.

- ¿Es­tos son tiem­pos nor­ma­les de la ad­mi­nis­tra­ción?

- Son los tiem­pos nor­ma­les pa­ra una ha­bi­li­ta­ción de es­te ti­po. Lo que pa­sa es que pa­re­ce que el jue­go en Río Cuar­to tie­ne mu­chos abo­ga­dos de­fen­so­res. Es preo­cu­pan­te que al­gu­nos con­ce­ja­les de la opo­si­ción es­tén más preo­cu­pa­dos por de­fen­der los in­te­re­ses del jue­go que los de los ciu­da­da­nos. A es­to lo te­ne­mos bien cla­ro: de­fen­de­mos los in­te­re­ses de Río Cuar­to y la le­ga­li­dad, pe­ro el jue­go en la pro­vin­cia tie­ne la con­di­ción de con­tar con va­rios abo­ga­dos de­fen­so­res. Por eso la­men­ta­mos que al­gu­nos con­ce­ja­les asu­man es­ta po­si­ción de abogados. Al­gu­nos con­ce­ja­les de­be­rían te­ner otras prio­ri­da­des en la agen­da, en es­te ca­so el con­ce­jal Ro­jas.

- El jus­ti­cia­lis­mo va a pre­sen­tar un pe­di­do de in­for­mes pa­ra que se ad­ju­di­quen res­pon­sa­bi­li­da­des por­que se­ña­la que se dio la ha­bi­li­ta­ción y re­cién des­pués se hizo la inspección de Bro­ma­to­lo­gía.

- No te­ne­mos nin­gún in­con­ve­nien­te en trans­pa­ren­tar to­do el pro­ce­di­mien­to. Que el con­ce­jal Ro­jas dé la pe­lea en el Con­ce­jo por el pe­di­do de in­for­mes, pa­ra ver si lo­gra la apro­ba­ción que co­rres­pon­de y, es más, si quie­re ir a la Jus­ti­cia lo pue­de ha­cer.

- Otra crí­ti­ca es que se tra­tó de una cues­tión po­lí­ti­ca, un in­ten­to del go­bier­no de Ju­re por ob­te­ner ré­di­tos con esa clau­su­ra.

- No­so­tros te­ne­mos una po­si­ción en es­te sen­ti­do que la he­mos ex­pre­sa­do a lo lar­go del tiem­po, cre­mos que la pre­sen­cia del jue­go en la ciu­dad es no­ci­va. De ahí las ac­cio­nes que he­mos lle­va­do en es­te sen­ti­do, por­que ade­más de lle­var­se 160 mi­llo­nes de pe­sos ge­ne­ró per­jui­cios en la sa­lud de la po­bla­ción. Es­to no im­pli­ca que ac­tue­mos fue­ra de la nor­ma­ti­va; al con­tra­rio, so­mos ce­lo­sos guar­dia­nes de la nor­ma­ti­va vi­gen­te en es­te sen­ti­do. No hay lu­gar pa­ra la cues­tión po­lí­ti­ca cuan­do se ha­ce un pro­ce­di­mien­to de es­ta na­tu­ra­le­za.

Comentá la nota