Concejales, enojados por demoras del Ejecutivo

Tiene que ver con la no presentación de los pliegos de licitación para el Transporte. La Comisión de Servicios Públicos podría pedir la interpelación de Marcelo Gamarra y Fernando Palladino.
Los concejales de la Comisión de Servicios Públicos del Deliberante de esta ciudad se mostraron ayer muy ofuscados porque no ingresó, tal como había sido acordado, el proyecto de licitación del transporte público con su marco regulatorio.

Los pliegos no llegaron al Concejo porque los funcionarios que iban a presentarlo no pudieron asistir al encuentro. La reunión sirvió para que, entre otras cosas, los ediles pusieran en duda prorrogar la concesión mientras el Ejecutivo sigue alargando los tiempos.

Los concejales esperaban ayer al secretario de Coordinación e Infraestructura, Marcelo Gamarra, y también al subsecretario de Coordinación, Fernando Palladino. Si bien la ausencia de ambos fue anunciada con anterioridad, los ediles capitalinos expresaron su preocupación porque el tiempo pasa y aún no tienen en sus manos los pliegos de licitación, que definirá el funcionamiento del transporte durante los próximos diez años.

La urgencia de los legisladores capitalinos también tiene que ver con la necesidad de prorrogar el servicio por seis meses, aunque existe la desconfianza que ese período de tiempo sea suficiente para el proceso mientras los tiempos se siguen atrasando.

"Hay preocupación porque pasa el tiempo y no se formaliza nada; sólo contamos con una serie de estudios previos. Estamos en una situación incómoda y no nos podemos quedar esperando, necesitamos la propuesta concreta para ponernos a trabajar", dijo Mario Pilatti, del MPN, quien agregó que si esto sigue así se podría proponer desde la Comisión de Servicios Públicos la interpelación a Gamarra y Palladino.

Julio Ocampo, presidente del bloque del MPN, también se quejó por los tiempos que no son respetados y planteó dudas sobre la concreción de una licitación en buenos términos. "Creo que hay dos cuestiones: la inutilidad e incapacidad de los funcionarios. Pero por otro lado, vamos a tener que ver bien qué pasa si no se otorga la prórroga, y qué sucede si no aparece ninguna empresa interesada". Ocampo, además, planteó la posibilidad de llamar a una interpelación.

Por el lado del PJ, Darío Martínez hizo extensivo el pedido de la información al Ejecutivo y que sea cuanto antes. "Más allá de si se pedirá la prórroga, nosotros queremos estar discutiendo el pliego porque sino vamos a tener el problema de siempre".

Extorsión

Aunque hay un acuerdo que no se puede dejar a la gente sin transporte, por lo que es necesario prorrogar el servicio, también se planteó la necesidad de dejar algunas cosas en claro.

"Antes de la prórroga debemos discutir el régimen tarifario. Pero también hay que tener la certeza de que la prórroga va a terminar ahí", dijo Pilatti, quien puso un manto de duda en los tiempos: "Una licitación dura como mínimo 90 días; después hay que darle a la empresa el tiempo para ponerse en funcionamiento".

En tanto, Marcelo Bermúdez, de Recrear, dijo que esta situación lo "único que va a hacer es alentar una situación extorsiva. Hay un desequilibrio de fortalezas y cuánto más prórroga se dan más se inclina la balanza por la empresa, que puede exigir cualquier tipo de tarifa. En estos términos no voy a aprobar la prórroga", adelantó, a lo que acotó: "Es necesario discutir el nuevo sistema, y para eso hay que llamar a licitación. Uno no puede asumir la responsabilidad de los demás, porque nuestra responsabilidad es analizar todo lo que llega, pero si no llega no podemos hacer nada".

Respecto de la interpelación, manifestó que sólo sirve si es para formalizar la información. "No sirve para utilizarlo como un manejo político y hacerle pasar un mal momento al funcionario".

Comentá la nota