Concejales autorizaron la venta de terrenos fiscales

La comuna podrá concretar, una vez realizadas las subastas, obras de urbanización en el valle de Andorra y barrancas del Pipo. De esta manera podrán contar con casi 30 millones de pesos, que ayudarán a paliar la demanda habitacional. Vecinos expusieron sus posturas en contra de la ordenanza siendo que, según opinaron, se trata de un bien escaso.

Luego de más de cuatro horas de debate, los concejales capitalinos aprobaron ayer, en la primera sesión del año, la ordenanza que permitirá que la comuna venda o subaste terrenos fiscales y destinar lo recaudado a la urbanización del Valle de Andorra y al barrio Barrancas del Pipo.

Cabe recordar que la propuesta fue puesta a consideración de la población a través de la consulta popular llevada adelante en diciembre pasado, iniciativa que contó con el apoyo de los vecinos.

El encuentro parlamentario local, comenzó pasadas las 11, 30 y luego de leer los mas de 78 temas a tratar en la sesión que continuar hoy a partir de las 12, (tras dictarse un cuarto intermedio), el concejal justicialista Juan Luna solicitó el adelantamiento del asunto, hecho que provocó la conformación en comisión y el posterior estudio sobre las diferentes posturas vinculadas a la polémica iniciativa que impulsa el radical Federico Sciurano.

El presidente de la comisión de obras publicas, el edil Luis Alberto Cárdenas, abrió el debate y permitió la partición de vecinos que requirieron exponer sus posturas en contra de la ordenanza.

Voces en contra

Hay que resaltar, que los concejales recibieron en sus despachos, una carta documento donde se los pone en conociendo que uno de los terrenos que se pretende rematar posee propietario. Se trata de un predio que pertenecería a ONA S.R.L, y en este sentido, uno de los integrantes de la entidad, Miguel Rosende, acudió al recinto donde expuso que si bien no está en desacuerdo con la iniciativa, sí se niega a la venta de un bien de la propiedad de esa firma.

Otras de las oradoras, fue la titular de la entidad Finisterrae, Graciela Ramasciotti, quien fustigó duramente la iniciativa, puesto que a su entender, estuvo cargada de errores, como lo fue la equivocada manera de dar publicidad a la consulta popular, entre otras cuestiones vinculadas a la venta de terrenos.

En el mismo tono, la titular del Partido Federal Fueguino, Liliana Fadul, fustigó rotundamente la subaste de bienes fiscales. Su principal argumento se centra en la concepción de la tierra como un bien escaso.

Asimismo agregó que su postura está respaldada por los convencionales constituyentes, quienes en el dictado de la Carta Orgánica, entienden que no es posible vender un bien de la comunidad. Criticó al intendente Sciurano, porque además de no haber opinado en esa oportunidad, puesto que él también fue convencional, no participó de la reunión convocada por los concejales el año pasado.

Evidenció otras de las falencias de la puesta en marcha de la iniciativa, al resaltar que a través de un medio de comunicación local, el tasador de la Nación, quien acudió especialmente para darle un valor monetario a los terrenos, comenzó a realizar su actividad sin contar con la previa sanción de la ordenanza.

Y al final de su alocución, pidió a los ediles que reflexionen sus votos, puesto que el proyecto no fue discutido en los espacios pertinentes.

Por su parte, el titular de la banca del FPV, Juan Carlos Pino se tomó un buen tiempo para exponer sus argumentos en contra de la ordenanza. El primer punto a objetar lo conformó la nula obra pública que se observa en la gestión del radical, siendo que el presupuesto destina 12 millones de pesos para concretarlas, expresó.

En tanto, criticó la inmediatez con la que el ejecutivo municipal requiere llevar adelante la venta de terrenos, siendo que en la zona de Andorra, "no hay ni una máquina abriendo calles" al tiempo que invitó a los concejales y a los vecinos a recorrer las calles para asegurarse que no existe obra pública en la gestión radical.

Fondo de Capital Social

Pasadas las 16.30 y con el apoyo de la bancada oficialista (Adriana Chapperon y Omar Coria), el justicialista Juan Luna, el edil del MPF Damián De Marco y el presidente del cuerpo, José Luis Verdile, se sancionó al ordenanza que prevé la creación del fondo de capital social para la demanda habitacional que estará conformado por el dinero que genere la venta de los (hasta el momento), seis terrenos fiscales propuesto por el jefe comunal.

Tanto De Marco como Luna, justificaron sus votos positivos, a partir de la necesidad de contar con el dinero para la urbanización. El mopofista reconoció que no apoyó la modalidad del llamado a la consulta popular, dado que a su entender que existen otras soluciones. Fue más allá al sostener que "el municipio está solo y abandonado en cuento al apoyo de la provincia y a la Nación. Y por esta situación voy a trabajar constantemente en verificar los pasos que el municipio va a llevar adelante en cuanto a la ordenanza", adelantó.

De Marco, desestimó que la administración local verificará la posesión de las tierras antes de proponerlas para la venta, "el municipio verificará cada caso antes de venderlas", propuso el edil.

Finalmente se leyeron las ponencias realizadas por los vecinos en la audiencia publica llevada a cabo el 24 de febrero ultimo, y luego, a través del voto nominal, aprobaron la ordenanza. El resto de los temas continuarán tratándose hoy a partir de las 12, momento en el que se levantará el cuarto intermedio dictado ayer a las 17.

Comentá la nota