Concejales analizan las declaraciones del intendente de Junín de los Andes

Están relacionadas al conflicto generado por las tomas de terrenos públicos. En quince días los integrantes de la cámara juzgadora definirán si corresponde sancionar al jefe comunal.
Junín de los Andes > Los integrantes de la sala acusadora que lleva adelante el juicio político al intendente Rubén Campos y al viceintendente, Diego Marcovesky, analizan las expresiones formuladas por ambos para determinar si corresponde algún tipo de sanción para los funcionarios.

Carlos Viveros (Concertación), Gustavo Cañicul (UNE), Lorena Calfuqueo y Rodrigo Cañicul (ambos del MPN) son los concejales que por estas horas analizan los dichos de ambos funcionarios tras la primera sesión del juicio político que se llevó a cabo el jueves pasado en la sede del Concejo Deliberante.

Allí, tanto Viveros como Cañicul, sometieron a Campos y a Marcovesky a una serie de preguntas vinculadas con la acusación elevada referida al mal desempeño de sus funciones y que está directamente vinculada al conflicto generado por las tomas de terrenos públicos ocurridos en esta localidad en marzo pasado.

Durante el juicio ambos integrantes de la sala acusadora fueron puntuales a la hora de preguntar respecto a las acciones llevadas adelante por ambos funcionarios, y en especial a ciertas demoras del intendente Campos en contestar algunos requerimientos del Ejecutivo, como así también a sus ausencias de la comuna.

Como era de esperar, en una larga exposición, Campos se explayó dando las explicaciones del caso y hasta recordando a los ediles que algunas acciones fueron realizadas en conjunto.

Ahora los integrantes de la cámara acusadora tienen otros quince días para definir si corresponde sancionar a los funcionarios antes mencionados.

De ser así, las actuaciones pasarían a la cámara juzgadora, integrada por los restantes ediles y la jueza de faltas, quienes serán los encargados de determinar el grado de la falta cometida y su correspondiente sanción, que podría finalizar incluso con la destitución del intendente y del viceintendente.

Otra alternativa a considerar es una posible suspensión tanto de Campos como de Marcovesky, aunque algunas fuentes consultadas indicaron que por el tenor de las acusaciones que incluyen hasta abandono de persona, una suspensión parece algo alejado de la realidad.

Cabe recordar que a la hora de las explicaciones, el jefe comunal indicó que "cuando asumimos decidimos buscar una solución al problema de vivienda y a la falta de trabajo. Para eso era necesario saber a ciencia cierta cuántas familias necesitaban una vivienda y de ellas cuántas estaban en una situación extrema y cuántas podían salir adelante con un apoyo estatal".

Consultado sobre las demoras en recabar dicha información, Campos expresó que "recopilar toda la documentación lleva tiempo, además hay que ser serios cuando se trata de temas tan delicados como el del techo o la tierra".

En tanto, sobre la toma de tierras públicas, el jefe municipal señaló que cree en el respeto de la Constitución y las leyes, "por eso me manejé siempre dentro del marco de la justicia y por primera vez un intendente se constituye en querellante".

Si la cámara acusadora no encuentra motivo valedero para una sanción, el tema pasará directamente a archivo.

Comentá la nota