Concejala de Catriló denunció amenazas

Una nueva situación particular se vivió en la sesión de este lunes del Concejo Deliberante de Catriló, cuando el bloque oficialista (PJ), molesto por un pedido de comunicación de una concejala opositora, decidió finalizar la reunión ordinaria por considerar que se trataba de una "chicana política".
La interrupción se dio en uno de los últimos puntos de la sesión, después que la edila del Frepam, Andrea Alanís, realizara un pedido de comunicación sobre el inadecuado uso que se le está dando a los bienes municipales.

Esta solicitud de la concejala fue a raíz de una nota que fue reflejada por LA ARENA en su edición del pasado jueves donde se publicó una foto de un capataz municipal bajando un bidón con combustible de una camioneta comunal y entregándoselo al propietario de un camión atmosférico.

El pedido de Alanís fue dirigido al presidente del CD, Mario Motzo (PJ), para que se limite el uso de bienes municipales. Motzo, tras objetar la solicitud, dijo que la oposición hacía "pedidos de informes inconsistentes, dejándose llevar por comentarios".

Esta situación enardeció a los concejales justicialistas, que decidieron dar por concluida la sesión, sin darle tratamiento alguno al pedido de Alanís. En ese momento se escucharon murmullos en disconformidad con la edila por parte de algunos seguidores oficialistas que habían concurrido al lugar.

Cuando la edila frepamista se retiró del recinto donde se desarrollan las sesiones, habría sido interceptada en el pasillo de la municipalidad por una mujer que la habría insultado y amenazado. Por esta razón, Andrea Alanís radicó una denuncia por amenazas.

Comentá la nota