Concejal radical de Bariloche promovió juicio político a Piccinini

El concejal radical Claudio Otano a título personal presentó a la Legislatura un pedido de Juicio Político contra la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, por la supuesta violación de leyes provinciales, falta de cumplimiento de sus deberes como funcionaria y delitos cometidos en el desempeño de sus funciones. Solicitó que se suspenda de sus funciones hasta que se resuelva el caso.
El dirigente barilochense del círculo cercano del diputado electo Hugo Castañón hizo efectiva la presentación en la Legislatura haciendo uso de las facultades dispuestas en la ley 4340 como ciudadano de la provincia.

La denuncia se enmarca en el mal desempeño de sus funciones, la incompatibilidad funcional que establece la ley de la Defensoría del Pueblo (2756) y fija una incompatibilidad en la función de defensor con el desempeño de funciones partidarias y la violación de la Ley de Ética Pública por la incompatibilidad de realizar propaganda política y proselitismo.

El pedido de juicio político deberá ser girado a la comisión sala acusadora de la Legislatura, dando lugar al análisis inicial del mismo.

En la presentación -a la que accedió ADN- Otano argumenta que durante la última semana de campaña electoral para las elecciones del 28 de junio, la defensora manifestó una denuncia pública a través de diversos medios sobre la implicancia del entonces candidato en una "asociación ilícita de apropiación y venta de lotes en Bariloche".

Otano remarcó en su presentación que esa acusación "carecía" y hasta el momento carecería de "sustento fáctico o jurídico que lo avale" y agregó que estas expresiones "tenía como trasfondo la ladina idea de perjudicar en los comicios" a Hugo Castañón.

Argumenta que tras los dichos el propio candidato con su abogado Adrián Brussino se hacen presentes ante el juez Martín Lozada –quien según Piccinini tendría la causa- quien niega la existencia de alguna imputación o denuncia penal contra el dirigente.

El denunciante señala que la no existencia de la denuncia en cuestión "pone a las claras la real malicia y la falsa denuncia que operan en los dichos de la Defensora para lesionar lo más posible la credibilidad de la persona con tendenciosidad marcada a manipular la elección que se realizaría días mas tarde".

Indicó además que la propia defensora "enalteció" las cualidades de otros candidatos y habló de manera "denostada" contra Castañón, "haciendo un claro proselitismo partidario negativo por el candidato y violando la prohibición expresa de realizar con motivo o en ocasión de ejercicio de sus funciones, actos de propaganda, proselitismo, coacción ideológica o de otra naturaleza, cualquiera fuese el ámbito donde se realicen las mismas."

Otano califica el comportamiento de Piccinini como "gravísimo" y asegura que utiliza su credibilidad para ejercer el cargo de manera "ilegitima, defectuosa, irregular, arbitraria, discriminatoria, negligente, gravemente inconveniente o inoportuno de sus funciones", según contempla la ley del Defensor del Pueblo.

Para el denunciante la defensora actuó de manera "premeditada" para "ocasionar un deterioro de las expectativas electorales de un candidato" previo a los comicios nacionales.

El denunciante remarcó que el accionar de la defensora se aleja de actuar con valores como la rectitud, la igualdad, la falta de valoración personal y equidad, y aseguró que Piccinini se "siente impune a la Justicia a la que debe someterse".

Comentá la nota