Concejal pidió que se revise, por inconstitucional, la ordenanza de baños químicos.

El edil del Frente Grande, Alfredo Martín, presentó una nota al Presidente del Concejo solicitándole que se revierta el carácter “inconstitucional” de la ordenanza 1875, de habilitación a las empresas de transporte para que manejen sus propios baños químicos. Martín advirtió incumplimientos a la normativa en el proceso de aprobación de la ordenanza, y señaló que “fue una privatización de un servicio municipal”.
La nota remitida por el concejal del Frente Grande –que se publica completa en link aparte-, plantea puntualmente a Darío Barriga que “se pueda revertir esta situación de inconstitucionalidad de la norma Nº 1875-CM-08: HABILITACIÓN INSTALACIONES SANITARIAS EMPRESAS TRANSPORTE AUTOMOTOR. MODIFICACIÓN ORDENANZAS 678 – CM- 96 Y 679-CM-96”.

“Es necesario que se revea esta situación puesto que no se respetó el procedimiento que establece nuestra Carta Orgánica Municipal, en su art. 43º que establece la doble lectura y la posible audiencia pública por el tema; así mismo no se respetó el art. 105º del reglamento interno del concejo que establece el paso del proyecto por la comisión de economía y con el art. 29º que establece el pedido de opinión por escrito del Ejecutivo Municipal”, explicó Martín.

En cuanto al fondo del debate que plantea la ordenanza, el concejal recordó que los “reparos” expresados durante el tratamiento del proyecto “no fueron escuchados”, y se manifestó “totalmente en desacuerdo con la privatización de un servicio municipal que trae aparejado una perdida económica importante, que deja en manos de empresas privadas la salud y que beneficia a una empresa en particular”.

“Está claro que fue una privatización de un servicio municipal, ya que el municipio tiene el monopolio en esta materia y ahora intentan que lo realicen las empresas de micros. En el momento de la votación me opuse porque estoy en desacuerdo que el Municipio vaya en contramano de las políticas nacionales que va recuperando funciones y empresas y en Bariloche se pretenda privatizar este servicio que hace a la salud publica, pero sobre todo por que no me dieron la oportunidad de analizar el proyecto en profundidad”,se quejó.

Finalmente, el edil indicó que “no se puede dejar librada la salud pública a la actividad privada, o sea que el Municipio además de perder ingresos, relega funciones a favor de las empresas que solamente les interesa maximizar ganancias”.

Comentá la nota