Concejal Miguel Romano: Dos proyectos importantes sobre servicios sanitarios publicos en los bancos, y vencimiento de carnet de conducir

La instalación de servicios sanitarios públicos en las entidades bancarias y la notificación de vencimiento del carnet de conducir, son proyectos presentados por el concejal justicialista Dr. Miguel Romano, durante la primera sesión ordinaria del HCD del año 2009.
En un proyecto de comunicación dirigido al Poder Ejecutivo municipal, se solicitó que éste "arbitre los medios necesarios, a través de la Secretaría que corresponda, a fin de establecer un sistema de anoticiamiento a todos los conductores, respecto al vencimiento inminente de su licencia de conducir".

En el mismo se destaca que este anoticiamiento se debe realizar a partir de la información disponible por el Departamento de Tránsito Municipal, quien a su vez debería elevar "una notificación eficaz en los domicilios denunciados y registrados en dicha dependencia, al momento de tramitar la obtención de la licencia y/o su renovación".

El artículo segundo de la comunicación presentada, establece el envío "al Juzgado de Faltas Municipal del listado de notificaciones realizadas y debidamente recepcionadas, a efectos de ser computadas a la hora de determinar la entidad de una sanción".

Romano, en sus fundamentos, señala que sería de mucha utilidad anoticiar anticipadamente a los conductores del vencimiento de la licencia de conducir, considerando que reviste "singular importancia advertir con suficiente antelación a la población, concretamente a los conductores de vehículos de diversas clases, el vencimiento de la vigencia de la licencia de conducir".

SERVICIOS SANITARIOS EN BANCOS

El proyecto de ordenanza del Dr. Romano, tiene como finalidad modificar la ordenanza 4306/02 en su artículo 168º, acondicionándose a su texto el inciso "h" que quedaría redactado de la siguiente forma: "En las entidades bancarias, tanto públicas como privadas se exigirá para el público los siguientes servicios: * Hombres: un retrete y un lavabo. * Mujeres: un retrete y un lavabo".

Y agrega que "los servicios de salubridad precedentemente referidos serán independientes de los locales de trabajo y atención al público, considerando para ello la naturaleza del establecimiento, y los recaudos de seguridad que impone la propia actividad bancaria. Consecuentemente, los ingresos a los servicios señalados - en función de la independencia antedicha -, se efectuarán en forma exclusiva desde el exterior, sin que en tal caso el usuario tenga contacto alguno con los espacios físicos destinados a la permanencia del público".

Asimismo, el proyecto establece que los servicios "estarán separados por cada sexo. La construcción objeto de la presente, deberá observar contemporáneamente con lo aquí normado, las específicas disposiciones que en materia de seguridad rijan para el caso".

En el artículo 2do. el proyecto de ordenanza señala que "Para los establecimientos bancarios que se encuentren funcionando y/o ya estén tramitando la pertinente habilitación al momento de entrar en vigencia la presente, el plazo para adecuar las instalaciones y habilitar los servicios aquí legislados, será de un año", en tanto para aquellos casos que se establezcan en el futuro, "la habilitación municipal no se otorgará, si no se acredita la instalación de los servicios contemplados en el artículo anterior".

Finalmente se establece que "La presente normativa, se aplicara inclusive a aquellas instituciones bancarias que no necesiten tramitar la habilitación municipal".

Cabe mencionar que este proyecto, tiene su principal fundamento en la falta de servicios sanitarios en las distintas entidades bancarias de nuestra ciudad, tanto públicas como privadas, y para que sean utilizadas por el público en general que asiste a dichos establecimientos.

Otro elemento es que según menciona, "desde hace varios años distintos grupos, asociaciones y público en general se han manifestado reclamando la instalación de servicios sanitarios, en los distintos Bancos de nuestro pueblo", y marca a su vez, la situación "especialmente en las jornadas de cobro de haberes jubilatorios" que permanecen "en innumerables ocasiones, y durante muchas horas, esperando poder cobrar sus haberes dentro del Banco e inclusive en su exterior, en las veredas, y sin tener la posibilidad de ir a un baño cuando lo necesitan".

Comentá la nota