El concejal Gozo reclamó que ABSA implemente en forma inmediata la tarifa social

"Nuevamente los vecinos son variable de ajuste de cuentas fiscales", aseguró. También estuvo reunido con vecinos de Vitramu II
El presidente del bloque Frente por Campana, Jorge Gozo, se refirió ayer a la situación generada por el aumento del servicio de agua que brinda ABSA y reclamó sobre todo la implementación de la tarifa social.

"Los vecinos de nuestra ciudad, han comenzado el 2010 recibiendo las facturas del servicio de agua potable con considerables aumentos. Esto se enmarca en el decreto 3144, firmado por el Sr. Gobernador y la Ministra de Infraestructura el 9/diciembre/ 2008, que fue propuesto por ABSA como transitorio (dentro de los principios del marco previsto por los decretos 878/03, su modificatorio 2231 del mismo año convalidados por la ley 13.154, cuando se rescindió con la predecesora), y teniendo en cuenta que la Empresa -por su carácter estatal y la forma en que asumió y asume los servicios que presta- carece de fines de lucro y de otra financiación que la proveniente de los usuarios y/o los subsidios que pueda percibir. Y que en el año 2008 ha recibido de la Provincia la suma de $329.000, aduciendo que en la situación anterior, solo podía ocuparse del mantenimiento y de su propia subsistencia y no podía encarar ampliación e inclusión de nuevos usuarios, por lo cual los reparos normativos y la falta de audiencia previa a los aumentos no los considerarían, por cuanto el proyecto fue conformado por el Órgano de Control -OCABA- que lo apreció como "recomposición", la Asesoría General de Gobierno, la Fiscalía de Estado y la Contaduría General de la Provincia", aseguró Gozo.

"Si también tenemos en cuenta, que si bien no se ha reglamentado hacia fuera la tarifa social, si lo ha hecho hacia dentro, aunque el formulario que se entrega al efecto parece que deja a su criterio el otorgamiento del beneficio. La forma en que se cobra la mora, tampoco sería la que figura en el Decreto", continuó.

"Por todo esto podemos aseverar que los usuarios obligados por el monopolio del servicio han recibido una tarifa arbitraria e injusta, sin información previa y posible debate, que implica su inconstitucionalidad básica y la pérdida de una oportunidad docente de comprender el valor del agua como recurso no renovable".

"Los Gobiernos Municipales tienen que asumir el papel de hacer el "control de daños", limitando costos a la crisis social y logrando eficacia en términos de efectos sociales. El desarrollo social sostenible se puede y debe lograrse con la participación de todos los sectores y grupos sociales y con el menor daño a los grupos más vulnerables".

"Como es un derecho -al uso del agua- y no es simplemente algo que depende de la voluntad de las personas, implica que hay otras personas obligadas e implica una posibilidad de defenderlo y de exigirlo".

"Ya que la empresa proveedora es una Sociedad Anónima que, hasta ahora, se maneja con lo percibido de los Usuarios y el Gobierno Provincial, se ha colocado en un Decreto solamente los argumentos económicos, sin contemplar a los usuarios dentro de un monopolio económico, en este punto, hemos de dar cuenta de los errores conceptuales (no ideológicos) que abarcan al procedimiento en sí.

Por otra parte el informe sobre impacto glosado, producido por la Gerencia Comercial de ABSA, debió ser conocido por los usuarios en forma anticipada al aumento para poder comprobar si se ajusta o no a la realidad de la Empresa. Además (el Decreto lo repite) habla de un cuadro tarifario inalterado por 17 años. Aunque limitado a una categoría de usuarios, el Decreto 953/07 lo había hecho antes, por delegación legislativa ante su caducidad".

"Por lo cual solicitamos, que se implemente en forma inmediata la tarifa social tal cual lo expresa el decreto y se revea así también la forma en que se cobra la mora. Teniéndose en cuenta por las autoridades competentes los intereses de las personas por sobre los intereses comerciales en este caso tan particular", concluyó Gozo.

En Vitramu II

Gozo, junto a la concejal Karina Vera, también estuvieron ayer, en el barrio Vitramu II en donde los vecinos también se mostraron preocupados por el aumento del servicio de agua reclamaron por otros inconvenientes que sufren.

En diàlogo con los concejales y la prensa, el reclamo principal de los vecinos fue el estado de las cloacas, que están rebalsadas y generan olores nauseabundos muy fuertes, que se acentúan con las altas temperaturas estivales.

También, los vecinos reclamaron que la calle La Rioja, cuando llueve, se inunda siempre y es intransitable, siendo que es la calle que utilizan muchos vecinos -tanto de Vitramu como los del Dignidad- para asistir a las guardias médicas que hay en el CIC, ubicado a metros de allí.

Además los vecinos reclamaron por la falta de luminarias y por los basurales que se forman en la zona.

Por último, los vecinos también mostraron su preocupación por el nuevo esquema tarifario de la empresa, que les solicita la valuación fiscal actual de sus propiedades para establecer el nuevo costo del servicio. Varios vecinos mostraron las boletas que recibieron con fuertes aumentos por no tener medidor. A ellos, ABSA les pide que vayan a las oficinas de la empresa con la Escritura, algo que en este caso no tienen aún los vecinos de Vitramu II. Ante esta situación, ABSA habría dicho que seguiría cobrándoles por una valuación fiscal que la propia empresa ABSA iba a hacer de "oficio".

Comentá la nota