El concejal Ferrer se inclina por la consulta popular

El Concejal Eduardo Ferrer sostuvo que las problemáticas referentes a las sierras de Tandil ponen en riesgo uno de los patrimonios naturales más importantes de la ciudad y, es significativa la participación de la ciudadanía en temas relevantes para la sociedad. La consulta popular es un mecanismo más de participación popular y les permite a los vecinos expresar su voluntad. Manifestó también que tiene que ser el Intendente a través de un decreto el que convoque.
"Siempre trabajé por la preservación del patrimonio cultural y natural del partido de Tandil proponiendo que no sólo se contemplen los bienes patrimoniales sino que se conserven y se valoren". Asimismo aclaró: "nuestro patrimonio se enfrenta con intereses económicos, pero nuestras sierras no son una piedra más son un lazo que une una generación con la siguiente y fortalece la identidad de una colectividad".

Agregó Ferrer que últimamente se ha intensificado el debate ciudadano en relación a la preservación del patrimonio natural y ambiental tandilense, en relación a los efectos generados por la actividad minera, el desarrollo inmobiliario del denominado faldeo serrano y la forestación con especies ajenas al ambiente natural serrano. Esta cuestión ha puesto de relieve las facultades municipales en materia de regulación y control de actividades antrópicas que atentan contra dicha preservación.

Coincido con los fundamentos normativos presentados en el proyecto de ordenanza por la Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil cuando expresa que la Constitución Nacional de la República Argentina en su Artículo Nº 39 y 40; la Constitución de la Provincia de Buenos Aires en su artículo Nº 67 inc. 2 y la Ley Nacional 25.432 permiten peticionar como expresarse a través de la Consulta Popular y que todo ciudadano tiene el derecho y la obligación de la protección del ambiente y el Patrimonio Natural (Art. 41 de la Constitución Nacional, Art. 28 de la Constitución Provincial y Ley 11.723 entre otros). También que el Municipio es responsable de la protección del ambiente (Ley 11.723) y el ordenamiento del territorio y la regulación del uso del suelo (Ley 8.912).

Asimismo interpreto que debe ser El Poder Ejecutivo Municipal el que convoque a una consulta popular para el 28 de junio de 2009, simultáneamente con las próximas elecciones legislativas. Dicha consulta no puede ser obligatoria ni el escrutinio vinculante. Ya que la viabilidad jurídica así lo establece. El Decreto que disponga la convocatoria consignará el asunto sobre el que se requiere la opinión de la ciudadanía, el que consistirá en lo siguiente: Efectúese la Consulta Popular, por el SÍ o por el NO sobre la Declaración de las Sierras de Tandil como Áreas Protegidas en todo su cordón serrano, conforme a las leyes provinciales 10.905 y 12.459. En este sentido, como sostiene la Asamblea, es importante que la gente se exprese directamente sobre el destino de las Sierras, por que esta fuerza legítima será útil para poder resolver el conflicto y decidir el lugar que los tandilenses quieren darle a las Sierras en nuestra comunidad, para nosotros y las generaciones futuras.

Por ultimo sostuvo Ferrer que trabajó en un proyecto alternativo que presentará el día lunes para que sea tratado en la Comisión de Producción, Trabajo y Medio Ambiente.

Comentá la nota