Un concejal denunció el engaño a los pasivos

El concejal fiambalense, Ramón Reales, fue el encargado de llevar a cabo las gestiones necesarias para denunciar a la mutual inescrupulosa ante la ANSES.
Reales aseguró que, entre enero y febrero del 2009, ingresaron a la ANSES por mesa de entrada las denuncias individuales de los jubilados estafados. Y relató que, para iniciar el proceso judicial, también se realizó la correspondiente exposición policial.

"En la ANSES nos dijeron que teníamos que esperar ocho meses para que se dé la baja al servicio de la mutual. Y que recién después se inicien las acciones legales para que devuelva el dinero a la empresa", acotó Reales.

El edil señaló que la mayoría de los damnificados son ancianos con más de 80 años. "Ellos no pueden andar con estas denuncias de un lado para otro. Ni siquiera bajan a Fiambalá. Por eso decidí ayudarlos a hacer los trámites judiciales. Es lamentable que siga pasando el tiempo y no haya una respuesta a su reclamo. No tienen todo el tiempo del mundo para seguir esperando; y eso es algo que deben entender las autoridades intervinientes", sostuvo Reales.

Por otra parte, el concejal indicó que el interés del diario El Ancasti en la problemática generó esperanza en los pasivos. "A nadie parecía interesarle el padecimiento de estos jubilados. Ahora, con las notas del diario, muchos tomaron conciencia y se están acercando para dar una mano. La comunidad fiambalense quiere que se resuelva todo esto cuanto antes", concluyó Reales.

Comentá la nota