Concejal de la Coalición Cívica "El dinero para mejorar la ciudad sale de nosotros, de los vecinos"

El aumento de las tasas sigue generando cruces entre el oficialismo y la oposición. Desde el bloque minoritario exigen el tratamiento del tema; piden que “no pongan palos en la rueda”.
En su edición del martes pasado, EL DEBATE publicó una entrevista exclusiva con el Intendente Osvaldo Cáffaro en la que se trataron muchos temas de interés para la comunidad. Uno de ellos fue el del aumento de las tasas de ABL -Alumbrado, Barrido y Limpieza- que sigue manteniendo el mismo costo desde el año '92.

Cáffaro confirmó que el aumento, actualmente "está en manos de los concejales, tratarlo y aprobarlo". Además, el Intendente puntualizó que el porcentaje debería ser de "alrededor del 400 por ciento".

Tema complicado

Por su parte, el Concejal de la Coalición Cívica, Jorge Paíz, recalcó que "lamentablemente, creo que ya todos conocen la historia, esto está atrasado desde diciembre del 2007. La idea de entrada, del Ejecutivo y apoyada por los Concejales oficialistas, fue la actualización de la Tasas para mejorar la recaudación en cuanto al ABL, para no tener tanta pérdida mensual, lo cual va acumulando un déficit. En ese momento, la oposición dijo que tenían que pagar más los que más tienen, se aprobó la nueva Tasa de Seguridad e Higiene, y que en febrero o marzo íbamos a discutir el tema del ABL sí o sí, ese fue el compromiso. Ya estamos en noviembre y todavía lo están estudiando" expresó y agregó que "evidentemente, acá hay una forma de poner palos en la rueda y de no dejar hacer al Ejecutivo, porque todos sabemos y ellos mismos lo saben, que la tasa de ABL está retrasada desde el año '92, está en 15, 18, 20 pesos promedio y no se recauda ni la mitad de lo que es el gasto que produce". Además, Paíz reconoció que "sumado a que la intención es también poner la tasa de Seguridad, para el mantenimiento del nuevo sistema de seguridad" que incluirá móviles que comprará el Ejecutivo y un sistema de monitoreo a través de cámaras colocadas estratégicamente en distintos puntos de la ciudad, algo que ya había adelantado también el Intendente. Sobre esto, el Concejal dijo que "hay una parte que tiene que ver con la justicia social, porque va a pagar más el que puede pagar más, de acuerdo a la evaluación fiscal, de los servicios que tiene y del lugar donde vive. En cambio, va a pagar menos el que vive más alejado y vive más alejado. Tiene una lógica, si queremos una ciudad del futuro, si queremos avanzar, trabajar para adelante, más allá de la coparticipación de la Provincia que sigue siendo plata nuestra, el dinero para mejorar la ciudad sale de nosotros, de los vecinos".

Aumento escalonado

Por otro lado, se mostró de acuerdo al aumento del 400 por ciento que anticipa Cáffaro, pero escalonado. "Si nos ponemos a ver, estamos hablando de esos valores, igual la idea es poner un tope del 70 por ciento anual. Va a haber sectores que pagarán 20 pesos de aumento, sectores en los barrios que van a pagar 2 y 5 pesos; a algunos no le va a tocar nada. Si en algún caso particular, un jubilado, una persona desocupada, no lo puede pagar, se hablará, se verá el caso. Pero los que podemos pagar, tenemos que pagar y sabemos que si uno se pone a ver lo que gasta en tarjetas para el celular, en Internet, en distintos gastos, el tema del ABL es casi irrisorio" comparó.

Ciudad del futuro

Para Jorge Paíz, la ciudad del futuro será una consecuencia del pago de los impuestos y así lo comentó: "El desafío es transformar la ciudad, nosotros heredamos una ciudad que todos saben cómo estaba y cómo está. De a poquito, va a llevar mucho tiempo transformarla, en una ciudad de verdad, que vivamos cómodos. La plata va a salir de nosotros, no va a venir un mago, ni va a venir un hombre a poner plata para que se haga todo. La ciudad moderna va a salir de nuestros impuestos.

La persona que pagó siempre, sabe que esas tasas deben ser actualizadas, de a poquito, pero se tiene que hacer. Lo mismo con la nueva tasa de Seguridad, que será del 25 por ciento. A veces hay que hacer un esfuerzo, si queremos una ciudad que no crezca ni avance, entonces no paguemos nada. El vecino después tendrá que exigir que esa plata de impuestos vuelva en servicios y obras".

Comentá la nota