El concejal Abud aseguró que el tratamiento del presupuesto municipal debe darse antes del 31 de diciembre

El concejal de la UCR, Juan Abud, hizo alusión al proyecto de presupuesto para el ejercicio 2010 del municipio capitalino, asegurando que se trabaja en el mismo desde el departamento ejecutivo para remitirlo al cuerpo deliberante, ya que la intención es brindarle la aprobación antes del 31 de diciembre.
Abud admitió que el presupuesto todavía no ha llegado al concejo. "Nuestra gente está trabajando en forma conjunta con el departamento ejecutivo" sostuvo, augurando que en los próximos días podría ser enviado. No obstante no garantizó que llegue a tratarse en las sesiones ordinarias. "Veremos si hay espacio en el concejo para su tratamiento" afirmó.

En este sentido remarcó que el objetivo es sancionar la norma antes de que empiece el próximo ciclo. "Siempre lo hemos pregonado de esa forma. Es por una cuestión de coherencia, creemos que tiene que estar aprobado antes del inicio del ejercicio".

Por otro lado, el edil se refirió a la situación de las últimas sesiones que quedaron truncas por la falta de quórum. "El levantamiento de las sesiones es una cuestión circunstancial" sostuvo, ya que ante la falta de acuerdo en temas vinculados a la limieza de la ciudad y al transporte. "El concejal Ascárate presentó un proyecto denominado Basurales Cero, que para nosotros es un tema que va a ser perjudicial" cuestionó el edil. Por este motivo alegó que la intención es "darle un debate más profundo, porque entendemos que es importante".

En este sentido aseguró que para la administración actual hay dos temas que son de gran relevancia; el transporte y la limpieza de la ciudad. "Sin esos dos temas no podemos hablar de otras cosas" expresó tajante.

Por ello admitió que "no prestamos quórum para el tratamiento de esos dos temas". También señaló su disconformidad con otra iniciativa que viene siendo cuestionada hace un tiempo; la feria San Cayetano. Al respecto indicó que se está planteando desde el municipio que se haga una ordenanza nueva que reforme totalmente cual va a ser el tratamiento que van a tener todas las ferias de la ciudad. "Debemos fijar una política clara y uniforme. Por todo esto nos levantamos y nos fuimos" concluyó Abud.

Comentá la nota