Conflicto VTV - Smata: las partes arribaron a un acuerdo.

Luego de la protesta que el gremio desarrollara en la planta que la verificadora posee en el Parque Industrial los directivos de dicha firma revocaron la decisión tomada a principio de semana y el trabajador se reintegrará hoy a su puesto laboral.

El pasado martes se realizó en las puertas de las instalaciones que la Verificación Técnica Vehicular tiene en nuestro medio, una protesta en la que empleados y dirigentes del gremio Smata  manifestaban su indignación por el despido de un compañero de dicha planta.

Luego del diálogo que mantuvieran los representantes locales de VTV, el secretario gremial de Smata y el delegado regional del Ministerio de Trabajo el sindicato de los mecánicos decidía poner fin a la protesta.

La negociación continuó ayer en la sede del Ministerio. En horas del mediodía las partes intervinientes acudieron a la audiencia pautada. Se encontraban presentes: Osvaldo Bessone (mediador y delegado del Ministerio), Jorge Silveira (secretario gremial de Smata), referentes de la firma VTV, y Facundo Tricco (trabajador despedido).

Durante la reunión  los diferentes actores arribaron a un acuerdo y la firma empleadora solicitó al trabajador el reintegro del dinero correspondiente a la indemnización, depositado en la cuenta bancaria del empleado dejando sin efecto su despido.

Reincorporación

A partir de hoy el trabajador se reincorporará a su puesto laboral. “Las partes estuvieron dialogando. La empresa adoptó esta actitud después de recibir un llamado desde la casa central el miércoles se reunieran en la ciudad de Buenos Aires los directivos de Smata central y el gerente general de la empresa de verificación. En función del puesto que ocupa el trabajador en el orden sindical a nivel nacional acordaron la reincorporación del trabajador”, reveló Bessone.

En la audiencia además de establecerse dicho acuerdo se convinieron varios puntos del contrato de trabajo. “Las partes se comprometieron a adoptar una actitud superadora de lo que generó el conflicto por eso hemos arribado a una conclusión. Lo importante es que quedó superada la situación el trabajador”, explicó el delegado del Ministerio de Trabajo.

De acuerdo con lo manifestado por el trabajador y los directivos de Smata el empleado fue despedido sin justificación alguna. En torno a esta cuestión Bessone declaró: “La empresa aunque no invocó los motivos manifestó que tiene razones para efectuar el despido. El gremio por su parte expuso que si hubo motivos los desconoce porque en el legajo del trabajador no consta nota alguna que signifique advertencia. Esto genera una situación difícil y llama la atención. Por este motivo se decidió realizar la protesta”.

Una vez que se efectuó el acta el delegado regional valoró la actitud constructiva del trabajador ya que éste expresó que iba a mejorar cualquier  situación que hubiera generado el despido.

Conflictos serios

En enero el delegado regional estuvo a cargo de toda la zona de influencia de Pergamino, este trabajo le permitió analizar el estado y la situación en que se encuentran los distintos comercios, industrias y sectores productivos. “Aquellas cosas que en otros tiempos nos ponen en una situación de desventaja con las ciudades ubicadas en la Costa del Paraná, en momentos críticos esa desventaja pasa a ser una ventaja. Con esto quiero decir que donde hay establecimientos fabriles, con mucha mano de obra empleada cuando surgen momentos de crisis se caen muchos puestos de trabajo y esto genera conflictos serios. Por eso he estado viajando a distintas localidades donde se avistan problemas de gran envergadura”, comentó el delegado regional.

Según lo expuesto, en Pergamino esta situación no se ha generado porque en la ciudad hay pequeñas y medianas empresas que a lo sumo emplean a 50 personas.

Una de las industrias que está afectada seriamente es la de la confección. No obstante hay que tener en cuenta que en estos meses normalmente la producción textil disminuye por el cambio de temporada. “Hay que ver cuando se reinicie la labor en los talleres de confección, en qué medida la crisis los ha afectado. Se podrá hacer una evaluación de esto en marzo”, explicó Bessone.

Perspectivas

Con relación  a las perspectivas que  los distintos sectores productivos tienen  para los próximos meses el dirigente declaró: “Los empresarios grandes que orientan su producción a la exportación dicen que necesitan una devaluación de la moneda o un dólar de cuatro pesos para poder competir en el mercado internacional o en los países limítrofes. En cambio las empresas chicas dicen que hay que esperar hasta marzo para ver qué es lo que sucede. Son dos versiones que se están manejando pero, todavía no hay ninguna certeza sólo incertidumbre”, concluyó Bessone.

Comentá la nota