Las comunidades de Abralaite, Agua Caliente y Quebraleña expusieron la problemática de esa región de La Puna

la comisión de ecología de la legislatura de la provincia de Jujuy recibió a representantes de las comunidades de Abralaite, Quera, Agua Caliente y Quebraleña, quienes junto a miembros de la Comisión Municipal de Abralaite y un grupo de asesores, plantearon su preocupación por un conjunto de problemas que afectan a la región e impiden a sus habitantes el acceso a servicios públicos elementales y mejorar su calidad de vida. Plantearon situaciones que tienen un impacto en la comunidad, provocando fundamentalmente la pauperización de sus miembros y la emigración de los más jóvenes. También el impacto en el medio ambiente, dando lugar a fenómenos como la desertización de la zona.
Estuvieron presentes en la oportunidad Oscar Lamas, Presidente de la Comunidad Aborígen de Quebraleña; Gustavo Alancay, miembro de esa comunidad, Lino Lamas, comunero de Quera y Agua Caliente; Conrado Alancay, comunero del Distrito Abralaite; Félix Vedia, Vocal de la Comisión Municipal de Abralaite; Zenón Sosa y Mariana Bazzutti, asesores de la Comisión Municipal y Wilfredo Valdivieso, Comisionado Municipal de Abralaite.

El encuentro fue encabezado por el diputado Pablo Baca que preside la Comisión de Ecología. Junto a él estuvieron los legisladores Alejandra Mollón, Miguel Rioja, Hernán Palomares, Osvaldo del Grosso, Cristina Romano y Lucio Giménez.

Las peticiones

Durante el encuentro, los visitantes peticionaron a los legisladores presentes que se declare de interés legislativo un proyecto que han formulado a los efectos de realizar un estudio que permita determinar la situación ambiental y obtener la información suficiente para nutrir el proceso que debe anteceder a la formulación de un plan de ordenamiento territorial. A propósito destacaron la necesidad de que se planifique el territorio definiendo claramente las actividades productivas y las regiones para llevarlas adelante.

Peticionaron además que se le exija a la actividad minera un Estudio de Impacto Ambiental detallado y no simplificado, como se hace actualmente, y resaltaron la necesidad de que se respeten los procesos de consulta a las comunidades y comisiones municipales de la zona. También en ese marco solicitaron que se gestione un informe ante la Dirección de Hidráulica que permita determinar y solucionar la problemática de agua que registra la región, como la realización de pozos que permitan dotar de este elemento a las comunidades actualmente afectadas por la disminución del agua.

Los referentes de las comunidades y las autoridades comunales presentes también pusieron de relieve que desde el año 2004 vienen expresando su preocupación por la reducción del agua y si bien han realizado diversas gestiones ante organismos provinciales aún no han encontrado respuestas concretas.

La disminución hídrica –describieron- está afectando la calidad de vida de los pobladores de esa región, alrededor de 753 personas, e impactando en las actividades productivas. La falta de agua habría producido mortandad de animales y reducido las condiciones para el desarrollo agrícola.

La región comprende 11 comunidades ubicadas a la vera de la ruta Nro 40, los lugares de mayor concentración poblacional son Agua de Castilla, Quebraleña, Abralaite. Sólo 4 de las 11 comunidades tienen servicio de agua potable y servicio eléctrico, por ello durante la reunión se planteó que la calidad de vida está amenazada por una serie de factores concurrentes, como los déficits en obras y servicios, comunicaciones, escasas oportunidades de desarrollo económico, entre otras.

Observaron los pobladores la actividad minera y señalaron que la empresa Minera El Aguilar en sus estudios de impacto ambiental reconoce que existe impacto negativo, como el producido en las aguas. Solicitaron en este sentido un estudio profundo y exhaustivo de la situación por parte de Recursos Hídricos de la Provincia. Por otra parte, indicaron que la empresa minera anunció que desarrollará algunas acciones para paliar la problemática del agua, pero no existe ningún compromiso formal en este sentido.

Comentá la nota