Comunidades aborígenes en las obras de la ruta nacional 86

Un acuerdo para posibilitar una distribución ordenada de las fuentes laborales que resulten de las obras complementarias al alteo y enripiado del primer tramo de la ruta nacional 86, sellaron hoy distintas etnias aborígenes que viven a la vera de la ruta, con autoridades de Vialidad Nacional y la empresa contratista, al cabo de una reunión impulsada por el vicegobernador (a cargo del PEP), Andrés Zottos.
Ante la expectativa generada por el inicio de obras en el tramo Tartagal/Tonono correspondiente a la primera etapa y donde está previsto realizar alcantarillas, alteo y enripiado en una extensión de 35 kilómetros y en un plazo de seis meses, las comunidades del lugar pidieron participación en las obras complementarias, a lo que tanto Vialidad Nacional como la empresa Noroeste Construcciones, accedieron a fin de contribuir a la toma de mano de obra local.

De esta forma, se estableció que las comunidades de la ruta 86 participen en la elaboración de postes, trabajos de alambrado, construcción de gaviones, colchonetas, hormigón y limpieza de alcantarillas, entre otras, abriendo para el futuro un mayor nivel de participación, una vez que se diagramen la segunda y tercera etapa, que incluirán la pavimentación de la ruta y construcción de puentes.

"No podemos detener el desarrollo y postergar el progreso", dijo Zottos a los representantes de las comunidades, a quienes pidió colaboración y organización para llevar adelante los trabajos. En ese sentido recordó lo ocurrido en la ruta nacional 34, en el tramo Mosconi/Salvador Mazza, donde la empresa optó por retirarse a partir de múltiples cortes de ruta "de unos pocos que causaron un gran atraso al departamento San Martín".

Por su parte, el jefe del V° Distrito de Vialidad Nacional, Elías Cerezo, resaltó la importancia de la ruta y la necesidad de comenzar lo más pronto posible con las obras porque existen sectores que se anegan cuando comienzan las lluvias.

Comentá la nota