La comunidad internacional avanza hacia un acuerdo para combatir la pesca ilegal.

 La comunidad internacional avanza hacia un acuerdo para combatir la pesca ilegal.
Con apoyo de la FAO

Representantes de más de sesenta países acordaron líneas generales para impulsar un acuerdo internacional que cierre los puertos a barcos involucrados en la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) informó que se produjeron importantes avances en materia de lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

Según apuntaron desde el organismo, representantes de más de sesenta países avanzaron notablemente en los últimos días hacia un acuerdo vinculante de lucha contra esta práctica.

“Tras cinco días de negociaciones, se consiguió establecer un acuerdo o tratado internacional que denegará a las embarcaciones involucradas en la pesca INDNR el acceso a los puertos”, informó la FAO.

Esto implica que cuando el tratado se ponga en práctica, los buques pesqueros que deseen atracar, antes deberán pedir permiso en las estaciones marítimas especialmente designadas.

Entre otros datos, los capitanes de esos barcos deberán especificar sus actividades y el pescado que llevan abordo. Esto le dará a las autoridades la oportunidad de evaluar y detectar posibles problemas.

“Las redes de intercambio de información permitirán a los países denegar el acceso a puerto a cualquier nave previamente identificada como implicada en la pesca INDNR”, apuntaron los especialistas.

Sin embargo, vale aclarar que aún se tienen que cerrar detalles finales del acuerdo en una futura ronda de negociaciones, que por el momento no tiene fecha de realización.

«Una supervisión a fondo de las embarcaciones pesqueras en los puertos donde desembarcan pescado y repostan combustible, adquieren provisiones o efectúan reparaciones, permitirá a los países contar con una red contra la pesca ilegal más amplia y estricta», se esperanzó el vocero de la FAO, David Doulman.

Particularmente en nuestro país, existe una creciente preocupación por la actividad que la flota extranjera despliega en la milla 201 por los efectos nocivos que tiene sobre la sustentabilidad de las especies y la economía de las empresas locales.

De hecho, desde el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas consideran que la operatoria de embarcaciones no argentinas más allá de la Zona Económica Exclusiva debe ser declarada pesca INDNR.

Comentá la nota