La Comunidad de Huachichocana Ingresó a un programa de la ONU

Purmamarca - La comunidad aborígen de Huachichocana ingresará al Programa de Pequeñas Donaciones de las Naciones Unidas (PNUD) para el financiamiento del proyecto ‘Conservación de los cultivos andinos para garantizar la seguridad alimentaria de las familias’, que en el lugar residen.
Tal ingreso se desprende de la firma de un convenio que celebraron recientemente en San Miguel de Tucumán la Comisión Municipal de Purmamarca a través de David Barrionuevo, la representación argentina del PNUD por intermedio del ingeniero Hugo Isa, y Abel Barrionuevo, delegado de la comunidad aborigen de Huachichocana.

El Programa de Pequeñas Donaciones aportará al proyecto la suma de $179.606, que se suman al aporte de los beneficiarios y de la Comisión Municipal de Purmamarca, así como instituciones del INTA-IPAF Noa y la subsubsecretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar (ex PSA), a las que las autoridades comunales agradecieron su valiosa colaboración para la aprobación de la iniciativa.Se beneficiarán de esta forma a 55 familias aborígenes (275) de los parajes Huachichocana de Tascal, Tocolera, San Antonio de Pives, Puerta Potrero, Azul, Puerta de Lipán y Sepulturas, como así también beneficiar a la Escuela Primaria Nº 373 de Puerta de Lipán, donde concurren niños de la región.Entre sus objetivos se encuentra el fortalecer la organización comunitarias y capacitación, para la ejecución de los mejoramientos de los sistemas de riego tanto para consumo animal como humano y el rescate de los cultivos andinos.

Si bien no se dispondrán de los recursos sino hasta aproximadamente el mes de agosto, ya se han realizado distintas reuniones y recorridos en terreno para la identificación de las vertientes y caudal del agua (afloramientos), para evaluar las demandas y necesidades en cada paraje. Las obras previstas comprenderán la entubación de 2800 metros, la refacción de represas, la construcción de puentes colgantes, bocas tomas y cámaras de descarga, un depósito de agua, 1200 metros de cañería y 1800 metros de mejoramiento de canales a cielo abierto.

También se establece garantizar y propiciar condiciones de seguridad y soberanía alimentaría a las familias aborígenes previendo par ello con la siembra de cultivos andinos y especies forrajeras, estimada en 25 hectáreas cultivadas con diferentes variedades como la papa andina, papa oca, quínoa, maíces, amaranto, todo para el consumo familiar, complementándose con hortalizas como la haba, arveja, cebolla y verduras de hoja. Así también 20 hectáreas con siembras de pasturas forrajeras como alfalfa, cebada, avena y trigo, para los animales.

Así también se apuntará al aprovechamiento de la Energía Solar mediante incorporación de 17 calefones solares provistos para el calentamiento de agua y como una forma de buscará evitar la deforestación de arbustos como las tolas.

Comentá la nota