Las comunas recibirán entre 1,3 y 9,5 millones por las retenciones

Los 80 millones para los municipios se distribuirán como la coparticipación federal. Si la Legislatura y los concejos adhieren, empezarán a llegar en diez días.

Con un pronóstico de "aprobación segura" mañana ingresará a la Legislatura el decreto de adhesión del gobernador Celso Jaque que permitirá la llegada, a nuestra provincia, de fondos de coparticipación de las retenciones a la soja que permitirán la redistribución de ingresos desde sectores privados de la Pampa Húmeda a públicos de Mendoza.

En la Cámara de Diputados se descuenta una votación unánime -no exenta de discusión previa- para este miércoles y -acto seguido- un proceso idéntico con una sesión especial del Senado, el próximo jueves.

El trámite de urgencia permitirá la habilitación del goteo diario a partir del 1 de abril -en días más- de unos 260 millones de pesos anuales para la provincia.

Esta maratón legislativa, a su vez, disparará 18 carreras en los concejos deliberantes que -ni bien esté vigente el decreto de adhesión provincial- aprobarán 18 ordenanzas de adhesión municipal al régimen de "coparticipación" de retenciones de la soja anunciado la semana pasada por la presidenta Cristina Fernández.

Esto permitirá la llegada de 80 millones de pesos adicionales a los municipios mendocinos desde el próximo mes de abril, hasta el mismo mes del año entrante.

Por cierto que tanto los 180 millones de la provincia como los 80 millones de los municipios dependerán del ritmo de las exportaciones y el precio de la soja que -con la crisis mundial y el conflicto del campo- se prevé tiendan a la baja, por lo que es de prever cifras menores.

Pero con el difícil supuesto de que la recaudación por exportaciones de soja no caiga durante los próximos doce meses, el más poblado (Guaymallén) comenzará a recibir sus 9,5 millones de pesos adicionales; los departamentos de más de 200 mil habitantes, Godoy Cruz y Las Heras, 7,4 millones; aquellos que tienen unos 180 mil habitantes, como Maipú y San Rafael, 6,3 millones y los de 110 mil a 120 mil pobladores (Luján, Capital y San Martín) unos 5 millones de pesos.

En la franja media, se ubican Rivadavia (53 mil habitantes) 2,6 millones; Tunuyán y General Alvear (en torno a los 45 mil pobladores) 2,4 millones; los de poco más de 30 mil habitantes: Lavalle, Junín, Tupungato y San Carlos, que recibirán unos 2 millones; Malargüe (25 mil habitantes) 1,8 millón y los más chicos Santa Rosa (16 mil habitantes) y La Paz (10 mil) menos de 1,5 millón de pesos (ver cuadro). A ello habría que agregar una redistribución territorial de 8 millones de pesos, que alcanzará sólo a algunos de los municipios.

Según establece la ley mendocina, la cuarta parte de la coparticipación nacional de impuestos destinada a los municipios se distribuye en partes iguales entre las 18 comunas (20 millones de pesos); un 65% se asigna de acuerdo con la población (52 millones de pesos) y queda un 10% para redistribución territorial (8 millones).

"Aunque el índice de coparticipación de los impuestos nacionales para los municipios mendocinos es del 14%, la Provincia coparticipará -en este caso- el 30% de lo que llegue de la Nación", confirmó el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni.

Si bien estos fondos deben destinarse exclusivamente a obras de infraestructura básica (cloacas, agua potable, centros de salud o de educación), la llegada de este nuevo goteo diario a los municipios mendocinos contribuye a descomprimir un frente de conflicto entre los intendentes -de todos los signos- que presagiaba la reaparición de nuevos reclamos de fondos al Gobierno.

También se produce en momentos de expectativas salariales en los empleados municipales, con caídas de contratos en comunas como Malargüe y Santa Rosa, que han dado lugar a manifestaciones y a una conciliación obligatoria en el municipio del sur mendocino.

La aparición de esta nueva fuente de ingresos para los departamentos de la provincia se anticipó al previsible choque que se aproximaba entre el oficialismo y la oposición sobre el régimen de coparticipación municipal de la provincia.

Es que legisladores de la UCR y de ConFe venían fogoneando una rediscusión del régimen de fondos municipales, lo que colisionaba con la postura del gobierno de Celso Jaque, que considera "irresponsable" discutir la coparticipación en un momento de crisis.

"Quizás lo más viable sea incorporar el tema de la coparticipación municipal al de la reforma constitucional, buscando un acuerdo político general que tenga en vista un plan de desarrollo territorial de Mendoza", la deja picando el ministro de Gobierno, Mario Adaro.

Comentá la nota