La Comuna platense avanzará con su propio mapa del delito

"Vamos a establecer dónde se vende droga y cuáles son los principales focos de inseguridad", afirmó el Intendente. Cambios en el transporte.
La Comuna platense empezó a diseñar su propio mapa del delito y una serie de estudios complementarios, tales como una encuesta a comerciantes y vecinos para establecer "dónde se vende droga y dónde se ubican los principales focos de inseguridad". El trabajo apunta, en principio, a llevar esa información al ministerio de Seguridad para que tome las medidas del caso, pero también para tomarlo como base de un plan de seguridad propio si llegase a prosperar el pedido que viene formulando el municipio a la Provincia para tener una policía municipal. Así lo anticipó ayer a este diario el intendente Pablo Bruera, durante una entrevista en la que, además de exhibir su preocupación por la inseguridad, abordó distintos temas de gestión en coincidencia con el cumplimiento de su segundo año de mandato.

¿Qué se ha podido hacer desde el Municipio por la seguridad?.

Donde pusimos cámaras de video pasamos a tener un control absoluto de la vía pública y pudimos actuar sobre el vandalismo y terminar con los motoqueros. Vamos a seguir apostando fuertemente al tema de las cámaras para que haya en todos los centros comerciales durante las 24 horas, pero todo lo que hagamos es complementario, porque lo central para poder actuar a fondo es tener una policía propia.

¿Cree que La Plata está preparada para tener su propia policía?

Nosotros nos estamos preparando al diseñar nuestro propio mapa del delito mediante consultas a los vecinos que son los que saben lo que pasa en sus barrios, y una encuesta de 1.800 casos con 88 preguntas para poder diseñar un plan por si mañana nos dicen: "Ahí tienen su propia policía". Ese mapeo nos va a permitir saber muchas cosas, como dónde se vende droga, que en muchos casos son casas de familia.

¿Y mientras se gestiona esa policía qué puede hacer la Comuna?

Seguir con las cámaras, incorporar dentro de poco tiempo las columnas anti-pánico, iluminar calles, cambiar baldíos por plazas. Porque si en una zona oscura iluminamos y ponemos juegos, inmediatamente deja de ser un lugar de reunión de la patota para ser un lugar de encuentro de las familias. Lo mismo pasa con la nocturnidad. El lugar más peligroso, donde se producían hasta muertes, era la bailanta de 44 y 143, y pudimos cerrarla. Nos costó mucho pero la cerramos y hay que ver ahora cómo cambió ese barrio.

¿Qué anota en el debe y en el haber a dos años de iniciada la gestión?.

Entre lo positivo, haber podido hacer un reordenamiento administrativo que nos llevó seis meses y una pelea muy dura, pero hoy podemos decir que gastamos entre el 35% y el 38% del Presupuesto en personal, lo que nos emparenta con un gasto eficiente teniendo en cuenta que hay municipios que gastan el 80% de sus recursos en pagar sueldos de sus empleados. El otro logro es el desendeudamiento. Nos encontramos con un rojo de 100 millones y gran parte de esa deuda estamos a punto de liquidarla. Y es un logro haber mejorado el diálogo del Municipio con la Ciudad, al crear un espacio de discusión con las instituciones y los partidos políticos.

¿Y en el rubro obra pública?

A través del Presupuesto Participativo hemos cambiado la lógica de la ejecución de las obras por una de plena participación de los vecinos; llevamos ejecutados $ 25 millones con más de 100 obras y lo del año que viene va a ser realmente importante. Pero nuestra lógica ha sido la integración de la Ciudad a través del casco urbano con las localidades porque nosotros veíamos que habían enormes diferencias.

¿Y el transporte?

Hay mucho por hacer todavía. Hemos avanzado de afuera para adentro pero vamos por más cambios porque mucha gente quiere que los circuitos sean más integrales y reclaman las viejas líneas de colectivos. Por eso enviamos un proyecto para poder volver a licitar, recomponer o recontratar servicios de transporte, pero primero vamos a hablar con los empresarios y vamos a avanzar con un estudio que se está haciendo con la Universidad para terminar un nuevo plan. Queremos una tarjeta magnética más moderna, con chip, que nos permita dar incentivos al usuario y que en febrero o marzo de 2010 tendría que estar en vigencia. Y volver a coser los viejos ramales que fueron destruidos porque el casco urbano se quedó prácticamente sin líneas de colectivos.

¿Eso podría incluir la creación de una línea de micros municipal?

Existe esa posibilidad porque tranquilamente podemos comprar 30 ó 40 micros y ponerlos a funcionar. O también traer nuevas empresas o crear una línea testigo que controle.

¿Qué se va a hacer sobre inundaciones, cocheras y basura, tres temas claves de cara a 2010?

Más allá del saneamiento que hicimos, estamos diseñando un plan hidráulico integral que comprenda arroyo por arroyo y cuenca por cuenta y sobre el tema de las cocheras el nuevo Código de Ordenamiento Urbano contendrá un gran incentivo a la inversión privada para cocheras bajo las avenidas, no bajo las plazas, como el caso de zona de 51, frente al Teatro Argentino. Respecto del tema de la basura aspiro a que antes de fin de año se pueda constituir el Ente que va a discutir la disposición final de los residuos urbanos para tener en claro qué debemos hacer, y el Concejo está por aprobar el proyecto de Basura Cero acordado con diferentes actores vinculados a la política ambiental.

Comentá la nota