La comuna pedirá apoyo al gobernador para la ayuda social

El intendente Francisco Torroba presidió ayer una reunión del gabinete municipal donde se pasaron revista a diferentes temas, pero especialmente al Presupuesto comunal 2010. "La idea es presentarlo antes de Navidad, junto con la tarifaria", le dijo a LA ARENA.
El jefe comunal estimó que el presupuesto municipal rondará en los 130 millones de pesos, similar al del corriente año (138 millones de pesos), del que se llevan ejecutados 124 millones.

¿Y las tasas? Torroba hizo la salvedad de que los incrementos "serán los menores posibles, pero sin dejar de tener en cuenta que el costo de la electricidad aumentó un 15 por ciento, el agua un 20 por ciento, también el costo de personal, mientras que por primera vez tenemos una merma en la recaudación propia".

"Somos conscientes que hay sectores de la población que no soportarán otro aumento en las tasas y es por eso que buscaremos nuevos nichos y, fundamentalmente, deberemos ordenar más nuestros gastos y fijar prioridades", añadió el intendente.

Torroba remarcó que el principal objetivo de su gestión al frente de la Municipalidad es "mantener la contención social; éste ha sido un año socialmente muy duro, lo que se notó en el incremento de los chicos en los comedores municipales, llegando a 3.600, lo que implica un desembolso de ocho millones de pesos, cuando la Provincia sólo aporta 500 mil pesos".

"Se nos llenaron los jardines maternales y la gente como no puede mandar a sus hijos a las colonias los llevarán a la comuna; también se nota un fuerte aumento de chicos en las escuelas deportivas", puntualizó seguidamente Torroba.

"Son muchísimas las actividades que debe sostener el municipio –añadió- y no es posible hacerlo con una recaudación de tasas mensual de alrededor de cuatro millones de pesos".

–¿Y cómo se puede salir de esta situación?

–Hay que replantear las funciones de la comuna, pero lo más complicado es la fuerte caída de la coparticipación provincial. Si Nación cediera el 50 por ciento, no el 25 por ciento actual (de los impuestos nacionales coparticipados), la situación sería distinta, pero lamentablemente todo esto recae en las provincias, que son las que sufren este "manoteo" del gobierno central.

–¿Sigue esperando que lo reciba el gobernador Jorge?

–Sí, porque General Pico tiene un presupuesto de 80 millones de pesos y Santa Rosa, con el doble de habitantes, es de 130 millones. Quiero charlar con el gobernador y plantearle qué pasaría si la Municipalidad abandonara la contención social, algo que no haremos pero lo planteo como hipótesis y cómo debería responder la Provincia. ¿Qué pasa si los proveedores no nos fían la comida de los comedores? Estas son cuestiones que se nos imponen y debemos enfrentarlas sí o sí.

Comentá la nota