La comuna de Paraná llama a licitación para reestructurar Tránsito

Con el objetivo de acoplarse a las exigencias de la Agencia Federal de Tránsito, la Municipalidad de Paraná prevé modificaciones en el seno del área responsable de la emisión del carné de conducir.
Como no cuenta con recursos, la Comuna convocará al sector privado que deberá afrontar inversiones inmobiliarias y proveer material para los trabajadores de la repartición. Recuperará lo gastado a través de un canon sobre los trámites.

El Ejecutivo municipal, por decreto 1.006 y rectificatorio 1.047 de este año ha llamado a licitación pública para conceder la emisión del carné de conducir y la correspondiente emisión del certificado de libre deuda.

En este sentido, el subsecretario de Transporte y Tránsito de la Comuna, Marcelo Baridón y el secretario Legal y Administrativo, Alejandro Cánepa detallaron los alcances de las modificaciones que están impulsando.

Desde 1994, la Municipalidad tiene concedido a distintos servicios particulares la edición del carné de conducir, para lo cual requirió a adquisición de maquinaria y determinadas seguridades de impresión para editar el permiso habilitante.

Pero ocurre un escenario novedoso. En virtud de accidentes de tránsito que se han ido produciendo en distintos lugares de la República, se dictaron nuevas leyes; así surge un pacto entre las provincias, por el cual se confluye en varios acuerdos: primero la existencia de un criterio homogéneo para extender el carné de conducir, para lo que se crea una Agencia Federal de Tránsito que es la encargada de monitorear las condiciones en que se extienden los permisos; al tiempo que se le otorga una fuerte intervención a Gendarmería Nacional, en su condición de policía de tránsito en rutas.

"Lo que se avecina son municipalidades que puedan categorizar frente a la entidad nacional y sus carnés sirvan para toda la jurisdicción argentina, y municipios que por otras razones no categoricen", explicó Baridón.

"Nuestra Comuna, hoy por hoy, no categoriza por una serie de deficiencias estructurales que vienen de años, como por ejemplo el déficit en los niveles de exigencia de los exámenes de conducir que están aprobados por una ordenanza del año 1974", detalló luego.

En consonancia con ello, el funcionario precisó que es necesario "reformular los espacios" de las agencias públicas que están encargadas de esta tarea.

"El edificio donde se tramitan los carnés de conducir tiene serias deficiencias edilicias, pero también hay una desinversión pública estructural y se necesita una inversión que hoy el fisco municipal no lo puede afrontar", admitió.

En este contexto, se resolvió "empezar la carrera para ponernos a tono con el futuro examen que nos va a tomar la Nación, y somos conscientes de que hay que hacer una fuerte inversión". El caso es que la Municipalidad no puede absorber esos gastos y, entonces, la gestión Halle ha pensado en una forma de sortear la dificultad. Concretamente, convocarán al capital privado para que remodele el edificio, renueve el mobiliario, reequipe con computadoras para generar un circuito informático de anillo, conectado al juzgado de faltas.

"Es un formato parecido al sistema europeo, donde el acceso al carné de conducir será con un nivel de exigencia alto, por lo que también se le van a elevar a las administraciones locales el nivel de exigencia para poder extenderlo", observó Baridón.

Concesionario

La inversión prevista por la gestión municipal es del orden de los dos millones de pesos.

En este sentido, se elaboró un pliego "en el que dejamos reflejado un relevamiento que se llevó a cabo con los mismos empleados, arquitectos e ingenieros, donde se detallan el mobiliario que se necesita, como así también las remodelaciones edilicias que se necesitan para mejorar el funcionamiento de la repartición", acotó Baridón.

Asimismo, subrayó que, al formato que actualmente tienen —con un prestador de edición de carné de conducir— "le pedimos también una inversión" para remodelar el inmueble, equiparlo con mobiliario y sistema informático nuevo, más el aporte de dos camionetas doble cabina y 10 motocicletas que serán afectadas a la Dirección de Tránsito.

El plazo de concesión está previsto por cuatro años con una posible renovación de dos años más.

Todas estas modificaciones y el equipamiento quedarán en poder del municipio, que por su parte le abonará al privado un canon por cada carné emitido.

"Al empleado lo único que le va a cambiar es el entorno laboral", sentenció Baridón. "Al personal no se lo moverá de su lugar", garantizó.

CAMBIOS. Por otro lado, hay una comisión, en la órbita de la Secretaría Legal y Administrativa, que está proponiendo al Concejo Deliberante la modificación del Código de Faltas para, entre otros puntos, pasar de un sistema escrito a uno oral.

"Esto es un proyecto donde se integran dos reparticiones separadas en cuestiones funcionales", destacó Cánepa.

"Estamos trabajando en un Código de Faltas nuevo que además le de mayor celeridad al proceso para tramitar el carné de conducir y para eso se necesitan espacios nuevos", concluyó.

El dato

45.000 personas al año tramitan la emisión o renovación de su carné de conducir.

Advierten "desprolijidades" en la convocatoria pública

Esta semana, la Municipalidad de Paraná empezó a publicar en medios gráficos el llamado a licitación para concesionar la edición de licencias de conducir y del certificado del libre deuda. Sin embargo, hasta ayer al mediodía "no estaba el decreto (a disposición del público), ni el pliego de licitación", ambos elementos esenciales para el llamado, aseguraron Oscar Milocco, secretario general de la Asociación Personal Superior (APS) y el concejal Emanuel Martínez Garbino (CE). Ambos acudieron ayer, en horas del mediodía, al Palacio Municipal en busca de la información, tras la aparición de los avisos. Relataron que se presentaron en la Dirección de Despacho de Presidencia y solicitaron el decreto. Pero ahí les informaron que "el decreto no estaba y que el original estaba en poder de Marcelo Baridón (subsecretario de Tránsito y Transporte)". Seguidamente solicitaron el libro de decretos –donde se registran los números y el tema de cada uno-, pedido que les fue denegado debido a que el acceso tenía que estar autorizado por la Secretaría de Gobierno, relataron en relación a la respuesta que recibieron de la encargada del área. Sin poder obtener los datos, acudieron a la Escribanía Municipal, área adonde deben acudir los interesados en comprar los pliegos según consigna en el aviso publicado hasta el jueves pasado. Una vez en la Escribanía, "solicitamos el pliego de licitación y nos dijeron que no tenían ni el pliego ni el decreto", relató Milocco. Es más, añadieron que la escribana Cristina Arbitelli les informó que había acudido un interesado en adquirir el pliego, sin que la repartición pueda suministrarle la documentación. "No es normal que se llame a una licitación y no se tengan las cosas hechas", opinó el titular de APS. A su turno, Martínez Garbino opinó que "se trata, al menos, de una desprolijidad".

Luego, por la tarde, se difundió el decreto y el pliego. El miércoles esta Hoja solicitó la información al área de comunicación de la Comuna, pero recién ayer hubo novedades.

SORPRENDIDOS. Tanto el sector gremial como el legislador expresaron su extrañeza y preocupación ante lo que consideraron, a juzgar por la poca información a la que habían accedido ayer, "una profundización de la privatización". La impresión de carné está a cargo de privados desde 1994.

Martínez Garbino hizo hincapié principalmente en la decisión de dejar en manos privadas la emisión del certificado de libre deuda. Consideró que se trata de "una facultad propia del Estado", en la que el Municipio tiene responsabilidad directa. Milocco dijo estar sorprendido por la decisión de tercerizar la certificación: "Nos parece que es un instrumento público que debería salir de la esfera del Estado", aseveró. A continuación, dijo no entender las modificaciones, pues consideró que el sistema, tal cual está hoy, "funciona muy bien". Al respecto, el edil remarcó que si "hay cosas para mejorar", se pudo haber destinado más recursos.

Así las cosas, el concejal enmarcó la medida en la decisión de permitir "el avance de sectores privados en cuestiones municipales".

Comentá la nota