La comuna paga los aumentos pero el presupuesto es ajustado

Los salarios de abril y mayo vinieron con la suba del 12%, pero se adeuda el retroactivo de tres meses. En julio se abriría otra ronda de negociaciones con el Sindicato. Pero todo depende del comportamiento de los ingresos.
La municipalidad de Gualeguaychú, fondeada con los recursos provenientes de la Caja de Jubilaciones, ha venido abonando el aumento salarial del 12%, acordado en su momento con el Sindicato.

Esa suba puso fin a un conflicto laboral de proporciones, en el mes de abril, que virtualmente dejó paralizados por varios días los servicios municipales, repercutiendo en la comunidad.

Como se recordará, la administración Bahillo debió echar mano a la Caja de Jubilaciones Municipales, para sufragar el aumento. Se hizo de recursos girándole menos aportes patronales a ese organismo.

Esta afectación presupuestaria –avalada por los directivos de la Caja y luego refrendada por el Concejo Deliberante- será provisoria, hasta tanto otros ingresos cubran el bache.

En el origen del conflicto el Sindicato pidió un 25% de aumento. Un porcentaje que sobrepasaba largamente lo que el municipio estaba en condiciones de pagar. Tras idas y vueltas, el gremio se plantó en 15%.

Finalmente, ante el cariz conflictivo que había adquirido el reclamo –que en un punto puso en vilo la paz social-, aceptó el 12% ofrecido por el gobierno, y sobre este porcentual se destrabó el conflicto.

Los salarios de abril y mayo ya vinieron con esta recomposición. Pero aún resta pagar el retroactivo de los meses de enero, febrero y marzo, un capítulo que también formó parte del arreglo.

Las partes convinieron en sentarse a dialogar en julio, en lo que sería una nueva rueda de negociaciones. En principio ahí se discutiría cómo se pagará esta deuda asumida con los empleados.

El Sindicato habla de poner también sobre la mesa otro incremento. "Según el acta acuerdo firmada con el gobierno, empezaremos a discutir un nuevo aumento con un piso del 3% para arriba", confió a Radio Cero Oscar Soto, secretario general del gremio.

Al hablar del 3%, Soto alude a la diferencia entre el 15% solicitado por el Sindicato y el 12% finalmente acordado. Pero el sindicalista fue más allá: "En realidad hay un 13% de diferencia, porque originariamente nosotros pedíamos un aumento del 25%".

Al respecto aclaró: "Seguimos insistiendo que no hay que perder de vista el 25%, que fue lo que pedimos en su momento. Y también el mínimo garantizado para aquellos trabajadores que no lleguen al mínimo vital y móvil".

¿Y el aguinaldo?

Por otra parte, el Sindicato quiere que la administración Bahillo –al igual que lo prometió el gobierno de la Provincia- pague el medio aguinaldo antes del 21 de junio, en que se celebra el Día del Padre.

"Sería buenísimo que los compañeros nuestros pudieran pasar ese día por lo menos con el aguinaldo en el bolsillo", expresó Soto.

El gremio ya le manifestó este interés a las autoridades. Sin embargo hay un obstáculo objetivo: el gobierno no sabe aún si podrá juntar el dinero porque la coparticipación llega por lo general el 20 de junio o el día hábil posterior.

Pero como el 20 de junio es un sábado, el dinero entraría a la caja municipal recién el lunes 22.

De todos modos, las autoridades se mostraron dispuestas a satisfacer este pedido.

Mayor incidencia de

la partida de personal

En tanto, desde Hacienda Municipal otean con preocupación el horizonte presupuestario. Daniel Acuña, al frente de la oficina, explicó a EL DIA que de acuerdo a lo ejecutado al día de hoy, los sueldos se llevan poco más del 70% de los ingresos.

Es un indicador variable, porque con el aguinaldo pasarían a llevarse el 90%. Ahora, las previsiones de Hacienda para todo el año, considerando los meses que faltan y lo que aún resta abonar a los empleados, indican que los sueldos absorberían poco más del 75% de los ingresos.

De todos modos se trata de un cálculo hacia futuro. Y a decir verdad, nadie sabe qué puede ocurrir con el país y la economía en general en los próximos meses. ¿Qué pasa si la recesión se profundiza?

La clave está en cómo evolucionarán los ingresos en adelante. En este sentido, la administración Bahillo pretende que el Sindicato acomode sus exigencias salariales a esa evolución.

De hecho haber recurrido a la Caja de Jubilaciones, para hacer frente al último aumento salarial, da una magnitud de la estrechez financiera. ¿Se pudo haber evitado esta solución?

Algunas voces críticas a esa medida extraordinaria pusieron el acento en la incapacidad del fisco en mejorar sus propios ingresos, imputándole a la administración ineficiencia en materia recaudatoria.

Sube la recaudación

de tasas, pero no alcanza

Preguntado sobre el particular, Acuña dio otra visión. Según dijo, la recaudación municipal ha venido creciendo, pero esa mejora sólo ha servido para compensar en parte una mayor suba de los gastos (por ejemplo en personal) y una menor coparticipación.

"Si comparamos el comportamiento de la recaudación propia (tasas y contribuciones) se observa un crecimiento del 6% en el 2007 respecto del año anterior. Simultáneamente, la coparticipación nacional y provincial creció un 34%, entre uno y otro período".

"Ahora, cuando comparamos el 2008 respecto del 2007, nos encontramos con que la recaudación propia creció un 20%. Mientras que la coparticipación, en igual período, lo hizo un 20%, es decir a un menor ritmo".

Eso quiere decir que el fisco local, mediante la mayor performance impositiva, ha venido compensando la caída (del orden del 14%) de los recursos coparticipables a la comuna.

En tanto, explicó Acuña, en los últimos cinco meses la recaudación de tasas ha crecido entre un 15 y un 20%, respecto del año anterior, mientras que la coparticipación sólo lo ha hecho entre un 2 y un 5%.

"Esto habla de un esfuerzo fiscal local importante, que ha venido a compensar los menores envíos de coparticipación", resaltó el secretario de Hacienda Municipal.

Pero mientras esto se verifica, el costo salarial se ha disparado, si se comparan los cinco primeros meses de este año, con respecto de igual período de 2008. La suba por este concepto ha sido del orden del 30%, indicó Acuña.

Pase a planta

de 200 contratados

En tanto, el Sindicato de Trabajadores Municipales saludó el ingreso a planta permanente del municipio de 200 contratados. "Estamos muy contentos", manifestó Oscar Soto.

El sindicalista se mostró satisfecho con la acción del intendente Juan José Bahillo, afirmando que así "cumplió con su palabra". En efecto, el tema de los contratados había entrado en las negociaciones para destrabar el conflicto laboral de abril.

"Esta noticia la recibimos con mucha felicidad de manos del Director de Personal, que vino personalmente a traernos las copias de los decretos. Ello incluye a Higiene Urbana, donde se pasa a planta a todo el personal que se encuentra en condiciones", señaló Soto.

Comentá la nota