La Comuna licitará nuevas licencias de taxis

La Municipalidad planea licitar antes de fin de año la concesión de 130 licencias de taxis que se consideran "caídas" y, en una segunda etapa, licitar alrededor de 80 licencias más que actualmente están suspendidas por causas judiciales. Así, la administración de Pablo Bruera apunta a elevar por encima de las 2.000 unidades la cantidad de taxis en la calle e introducir unidades cero kilómetro en el parque automotor de los coches de alquiler.
Según se indicó en fuentes municipales, en la licitación no jugarán tanto los aspectos económicos, ya que las licencias saldrán a un costo fijo de $ 35.000. La idea oficial es que en la adjudicación pesen otros factores como los modelos de los automóviles que se usarán para brindar el servicio. En consecuencia, quienes ofrezcan poner a trabajar como taxi un modelo 2009 tendrán más puntaje que quien ofrezca un modelo anterior.

En ese contexto, trascendió que en el Ejecutivo se evalúa la posibilidad de darle más puntaje a los choferes o peones por encima de los propietarios. "De todos modos -acotó una fuente ligada a la elaboración del proyecto-, quienes sean propietarios de más de una licencia no se podrán presentar a la licitación, en una decisión que apunta a evitar que las licencias queden en manos de los llamados floteros".

Los futuros 130 taxis nuevos que entrarían en circulación corresponden a licencias "caídas" por diferentes razones como, por ejemplo, la caducidad de las unidades motrices sin que se haya producido renovación de modelos. El proyecto para la reasignación de esas 130 licencias sería enviado en los próximos días al Concejo Deliberante desde el Ejecutivo aunque trascendió que en la presidencia del bloque oficialista habría desde hace varios días un borrador con detalles de la iniciativa.

De la licitación, según se aclaró, no podrán participar aquellas personas que figuren en el registro de deudores alimentarios y en caso de empate en puntaje se decidirá por sorteo.

Este año, cuando se modificó la Ordenanza Fiscal Impositiva, la administración comunal modificó los valores de las licencias de taxis fijadas en $ 6.000 y las llevó a $ 35.000, suma que, se explicó, se acerca más a la realidad del mercado de compra y venta de licencias donde esos permisos tienen un costo promedio de $ 120.000. Con el llamado a licitación para el reotorgamiento de las 130 licencias caídas, la Comuna aspira a recaudar $ 4.500.000 que, según trascendió, serían trasferidos a obras públicas y desarrollo social.

Comentá la nota