La comuna entregó subsidios a apicultores

El Municipio de Tandil inició ayer la entrega de subsidios a apicultores destinados a paliar la situación delicada que atraviesa el sector, en un acto realizado en el Auditórium Municipal del que participaron el Intendente Miguel Lunghi, el Secretario de Desarrollo Local, Pedro Espondaburu y productores locales.
Los subsidios, que habían sido prometidos hace un año, estaban destinados exclusivamente para comprar azúcar para suplir la falta de alimento por consecuencia de las condiciones climáticas que castigaron al sector en los últimos tres años. Como consecuencia de la demora, serán destinados ahora para la adquisición de insumos para el proceso de producción.

Al respecto Espondaburu manifestó su satisfacción por el arribo del dinero "tras un año de gestiones y reclamos permanentes dada la urgente necesidad del sector" y recordó que el 10 de febrero de 2009 cuando visitó Tandil el ex Ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia, Emilio Monzó, "se le hizo puntualmente un expreso pedido por la resolución del tema".

Durante el acto se destacó la satisfacción de los productores que intercambiaron ideas con el Intendente Lunghi sobre diversos aspectos de la problemática del sector y el trabajo conjunto que se viene desarrollando. Allí se realizó, por parte de personal de la Secretaría de Desarrollo Local, una encuesta para monitorear las situaciones y expectativas de los productores.

Estos subsidios, cuya entrega finalizará en el día de hoy y alcanzan a 140 productores del Partido que reciben un total de $ 442.000, integran un programa de recuperación de la actividad que lanzó el gobierno nacional durante el 2009 y que incluye un convenio con el gobierno provincial para hacer efectiva la llegada de los subsidios a través de los municipios.

A partir de la base de datos sobre el sector que la comuna construyó a lo largo de los últimos años, y que posibilitó en los últimos meses el lanzamiento mapa apícola, se invitó a los productores a presentar una declaración jurada para certificar que la producción había sido inferior a 12 kg de miel por colmena en el último período, para quedar encuadrados en la emergencia apícola.

Esos formularios fueron enviados por el Municipio a la Provincia, que certificó los datos ante Nación. Finalmente la Nación giró los fondos al tesoro Municipal para hacer efectiva la entrega.

Comentá la nota