La comuna debe enajenar bienes para comprar maquinarias

La disyuntiva del intendente es que si se pagan sueldos no se puede renovar el antiquísimo parque automotor de la comuna. La salida sería enajenar bienes inmuebles municipales y con eso hacer frente la compra de equipos que, por lo menos, insumirían 10 millones de pesos.
Hoy por hoy, el proyecto de equipamiento municipal quedó postergado, de cara a 2010, habida cuenta de que los números proyectados no cierran. La compra de camiones, atmosféricos y otras maquinarias, deberán esperar tiempos mejores o que el gobierno provincial asigne a las comunas fondos con ese destino, como lo parece indicar una partida de 100 millones de pesos que figura en el proyecto de Presupuesto Provincial para el año que viene.

"Queremos ver qué hay para Santa Rosa, porque este año no recibimos absolutamente nada para equipamiento. Y si Santa Rosa no tiene garantizados estos recursos, estamos estudiando la posibilidad de enajenar algún inmueble y que lo obtenido vaya para equipamiento", expresó ayer Francisco Torroba, durante su encuentro quincenal con los medios, el que compartió con el secretario de Gobierno, Pedro Salas, y el viceintendente Guillermo Di Liscia.

"El municipio tiene tierras en el Tiro Federal y se podrían vender", puntualizó el jefe comunal.

Esta fue una idea del ex intendente Néstor Alcala, que incluso llegó a hablar con el Colegio de Martilleros para definir de qué forma saldrían a la venta los terrenos de las casi cinco hectáreas ubicadas en una zona residencial de alto valor.

"A lo mejor no le dieron los tiempos (a Alcala), pero ese inmueble ya está escriturado", acotó.

Torroba afirmó que el municipio "no puede seguir prestando servicios sin equipamiento, la comuna está llena de cacharros. Equiparnos medianamente implicaría alrededor de 10 millones de pesos y hacerlo a través de créditos bancarios, que tenemos algún ofrecimiento en cuanto al sistema "leasing", lleva mucho tiempo y nadie le presta a un municipio que no tenga las cuentas equilibradas, por más que esté la garantía de la coparticipación".

"No me endeudaría para después no poder pagar sueldos", destacó el intendente.

Año difícil.

Con respecto a 2010, el intendente dijo que "se espera un año muy difícil" y dio cuenta que mañana comenzará a trabajar, con sus colaboradores, en la elaboración del Presupuesto, donde figurarán partidas para la compra de equipos que permitan prestar el servicio de barrido y recolección de residuos, concesión a cargo de Clear que vencerá en septiembre.

Al respecto, Torroba no desechó que se pueda llegar a un entendimiento con la CPE en pos de conformar una empresa de economía mixta, más allá de que la conducción de la cooperativa aclaró que no está en condiciones de invertir en un emprendimiento de esa naturaleza.

En materia de tarifas, reiteró que "la idea es que si son necesarios los aumentos, sean moderados y no en todos los servicios".

De acuerdo a los números provinciales previstos para 2010, la comuna de Santa Rosa recibiría la misma cantidad de coparticipación que la fijada para el corriente año, aunque con la salvedad de que el déficit mensual es de dos millones de pesos, la deuda con Aguas del Colorado y la coparticipación disminuyó en 12 millones de pesos.

Torroba sigue esperando una respuesta de Jorge al pedido de audiencia que le hizo hace más de dos meses y el lunes insistirá con otra. Quiere conversar con el gobernador sobre la situación financiera de la comuna, la emergencia social y la inseguridad.

"Soy optimista de cara al año que viene, estamos pagando los sueldos con sólo 700 mil pesos en el año de aporte provincial. Es escasísimo lo que hemos recibido, más allá de convenios o programas".

Otros temas.

El intendente reiteró que no existe "persecución" contra los contratados por la resolución 247; que de los 218 trabajadores que había en esa condición cuando se hizo cargo de la comuna, ahora hay 213 y la intención es normalizar su relación laboral y que cuando termine este mandato no haya más 247.

Con respecto a lo social, el año pasado eran 2.600 chicos los que asistían a los comedores municipales, actualmente concurren 3.600 con un costo mensual individual de 180 pesos. "Sólo recibimos 48 mil pesos desde la Provincia", indicó Torroba.

En el marco de políticas de contención a los sectores más vulnerables de la sociedad, destacó que las Escuelas Deportivas que dependen de la Municipalidad congregan a 1.900 chicos (el estado provincial asisten con el 40 por ciento de los gastos) y otros 450 desarrollan actividades culturales en el CMC.

El viceintendente Guillermo Di Liscia, informó que esta semana el Concejo Deliberante tratará la creación del Consejo Municipal de Seguridad, que presidirá el intendente.

Comentá la nota