A la Comuna le costaría casi $ 30 millones el aumento de sueldos

Lo reveló el secretario de Economía. Es la cifra adicional por año que debería desembolsar en caso de aceptar el pedido de incremento del 7 por ciento para todos los empleados. Evitó decir cuál será la propuesta que le elevará hoy el Ejecutivo al gremio.-
Pese a que hoy vence el plazo que estableció el cuerpo de delegados del Sindicato de Empleados Municipales (STM) para que el Ejecutivo responda el pedido de aumento del 7 por ciento para el personal, el gobierno local evitó revelar ayer cuál será la propuesta que elevará.

"Todavía no la tenemos cerrada porque estamos evaluando distintas alternativas. Estamos analizando todo el escenario y estamos analizando también la recaudación, la realidad financiera del Municipio y las posibilidades de aceptar este tipo de solicitud", dijo el secretario de Economía, Mariano Pérez Rojas, en declaraciones a FM Residencias.

El martes, los delegados gremiales declararon el estado de alerta y movilización y consensuaron que esperarían hasta el viernes una respuesta. Si no hay ninguna o no les convence la que les hacen, convocarían a una asamblea general e impulsarían una medida de fuerza.

"Hay una serie de valores que hay que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión, por eso no puedo adelantar ningún tipo de medida. Estamos a la espera de reuniones de gabinete con el intendente para tomar una decisión", aseguró Pérez Rojas.

El funcionario, de todos modos, ofreció algunos datos: el aumento que pretende el sindicato le costaría al Municipio cerca de $ 30 millones anuales, que no se podrían pagar ni con un incremento de tasas del 20 por ciento, que generaría una recaudación adicional de $ 25 millones. Además, de cada 10 pesos que entran a la Comuna, siete son para pagarles a los empleados municipales.

Pérez Rojas no descartó un incremento tributario, pero pareció sugerir que se implementaría el año que viene. "Todavía no lo hemos valorado porque no hemos cerrado el acuerdo (con los municipales), pero nosotros asumimos todos los compromisos durante este año sin aumentar las tasas. Lo único que se incorporó fue la contribución para la salud, que es un fondo afectado que está teniendo un impacto importante en el área de atención primaria de la salud", subrayó.

Enseguida comentó: "El resto de las tasas no tuvieron aumento. Fuimos uno de los pocos municipios que tomó esta decisión fuerte de no aumentar las tasas. El año que viene tendremos que ver si puede impactar en eso (sic)".

El secretario ponderó la relación con el sindicato que conduce Antonio Gilardi. Dijo que es "de mucho diálogo, muy transparente". Y agregó: "Hemos trabajado durante todo este año con normalidad, lo mismo que el año pasado". Pero no se privó de repetir la frase que el gremio consideró "poco feliz": "Sabemos que ellos quieren el mejoramiento salarial. Nosotros también sabemos que la Municipalidad no puede convertirse en una caja pagadora de sueldos y nada más".

El Municipio está llegando "todos los meses con mucha estrechez para poder pagar los sueldos y recién ahí empezar a contemplar otros gastos", mencionó Pérez Rojas, y recordó que existe "una deuda flotante importante".

Como hizo durante toda la semana, recordó el aumento del 14% otorgado a los empleados en el primer semestre y la bonificación del 25% que se entregó a quienes no percibían ninguna. "La Municipalidad tiene una buena predisposición hacia el mejoramiento de los salarios de los trabajadores y lo ha demostrado con esas acciones", afirmó.

A manera de comparación, dijo que "muy pocos sindicatos" lograron este año un aumento del 14%, y que el de camioneros, que se ha convertido en el gremio testigo, acordó una suba del 17% que comenzó a pagarse en julio y se completará en marzo del año que viene.

"En ese sentido, nosotros coincidimos en la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo y los salarios de los trabajadores municipales, teniendo en cuenta también que la Municipalidad es una prestadora de servicios importantes para los vecinos y los contribuyentes", recalcó.

De premios y castigos

"Si algo tiene mal el sector público, es que no hay premios y castigos. El que viene todos los días es lo mismo que el que no viene, el que trabaja fuertemente (es lo mismo) que el que desarrolla una actividad a conciencia. Acá hay de todo: hay muy buenos empleados municipales y hay empleados municipales regulares". De esta forma, el secretario de Economía, Mariano Pérez Rojas, defendió los regímenes de productividad, según los cuales los empleados que más rinden tienen un reconocimiento económico adicional.

Así, en el día previo al vencimiento del plazo que otorgaron los municipales para que el Gobierno eleve una respuesta al pedido de aumento, el funcionario habló de "trabajar en la necesidad de mejorar la eficiencia del empleado municipal con incentivos económicos, con productividades sobre determinados sectores", lo que podría ser una pista de por dónde encarará el Gobierno la propuesta.

"Paguemos más al que más produce, lo cual no conlleva un aumento generalizado", dijo Pérez Rojas. Y agregó: "La cosa no pasa por restarles derechos adquiridos a los empleados. Simplemente (pasa por) ponerle un incentivo y un aliciente al que trabaja más. Pagarle más sobre la base de determinados indicadores, no arbitrariamente. Y esos indicadores pueden ser globales, para el conjunto de la dependencia y no individuales".

Como ejemplo puso el régimen de productividad que se está aplicando en el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado (Emvial) para los empleados que cambian las luminarias de mercurio por las de sodio.

"Cobra todo el equipo que hace la reposición de las luminarias. No únicamente el que está arriba en el elevador, sino también el que está en el paño cuidando los distintos insumos", graficó.

Comentá la nota