La comuna busca endeudarse por $ 10.000.000.

El gobierno de Mario Meoni presentó dos proyectos preparatorios de ordenanza solicitando autorización para contraer endeudamiento por diez millones de pesos, suma que considera indispensable para la construcción del paso bajo nivel de avenida Rivadavia y para repavimentar calles de la ciudad.
En el Concejo Deliberante ya se encuentran analizando los expedientes girados por el Departamento Ejecutivo, que no causaron una repercusión agradable entre los concejales, aunque ninguno todavía prefiere emitir una opinión en voz alta porque se presume que pasará un largo tiempo –con eventuales reformas de por medio- hasta que el pedido sea tratado en sesión parlamentaria.

Por separado, la Secretaría de Obras y Servicios Públicos redactó los escritos donde pide se habilite el acceso a un par de préstamos por cinco millones de pesos cada uno.

En ambos casos, el área que dirige Agustín Pinedo requirió la posibilidad de concertar los créditos con la provincia de Buenos Aires, a través de la Unidad de Coordinación con Organismos Multilaterales.

En exclusiva, La Verdad tuvo acceso al contenido de la documentación hecha llegar a los ediles, donde consta que el dinero que se pretende obtener equivale al cincuenta por ciento del pasadizo subterráneo que prevé unir el centro juninense con el barrio Belgrano sin atravesar el cruce ferroviario.

En tanto, los restantes cinco millones irán en su totalidad “a la rehabilitación y repavimentación de pavimentos urbanos”, indica el texto del proyecto correspondiente.

Así mismo, se plantea una misma metodología para la cancelación de las deudas, en caso de que las dos sean aprobadas por el cuerpo legislativo y luego por las entidades crediticias.

Para la comuna, la amortización del capital se podrá hacer efectiva en un máximo de ciento ocho cuotas mensuales, con un período de gracia de doce meses y una tasa de interés del 9,75 por ciento.

La cuota de interés se pagará conjuntamente con la de amortización y durante el período de gracia, la Municipalidad abonará intereses cada treinta días, contados a partir del primer desembolso, sobre el capital efectivamente pagado. En tanto, la cuota inicial de amortización del préstamo vencerá el día en que culmine el año transcurrido sin cancelar un solo peso del compromiso.

La obligación municipal de reintegrar el financiamiento obtenido será “garantizada por los recursos que correspondan a la comuna derivados del régimen de coparticipación o por cualquier otra transferencia” que deba efectuar el gobierno bonaerense a Junín, citan ambos expedientes.

Por su parte, el Ejecutivo local se comprometió a realizar la previsión en los instrumentos presupuestarios vigentes y futuros, de los rubros y partidas necesarios para dar ingreso a los recursos referidos en ambos proyectos, como así también el egreso de la deuda hasta el total de su cancelación.

Un concejal del Frente para la Victoria se mostró en desacuerdo con la idea de encarar un adeudo de tamaña magnitud, al considerar que “no estamos en tiempos para hacer frente a una obligación multimillonaria, la crisis ya está golpeando y no sabemos con qué nos podemos encontrar a mediano plazo en materia monetaria”.

No obstante, aclaró que van a analizar la petición oficial “para que después no digan que nos oponemos porque sí al crecimiento de la ciudad”.

Comentá la nota