Mi compromiso es trabajar para que puedan tener un futuro

El candidato a intendente, Carlos "Camau" Espínola recorrió varios barrios de la ciudad. Dialogó con los vecinos de Mendoza al Sur -barrio ex – Coca Cola-, como así también estuvo en Molina Punta y el sábado, tuvo la oportunidad de caminar junto a los habitantes del barrio La Olla. Lo acompañaron el Candidato a Diputado Nacional (sup.)
Ezequiel Paniagua, la candidata a Diputada Provincial por el Partido Justicialista Irma Pacayut, y la candidata a Diputada Provincial por el Partido Comunista Sonia López, junto a un grupo de militantes y jóvenes del Frente.

Durante el fin de semana, el candidato a intendente "Camau" Espínola visitó varios barrios de la capital correntina. El viernes pasado dialogó con los vecinos de Mendoza al Sur -barrio ex – Coca Cola-,

como así también estuvo en Molina Punta y el sábado, tuvo la oportunidad de caminar junto a los habitantes del barrio La Olla, un sector históricamente olvidado pese a ser uno de los cordones habitacionales más humildes de la ciudad.

En el barrio La Olla, los vecinos no conocen de previsibilidad sino que sólo tienen entre sus manos un futuro incierto en el que la supervivencia diaria es su mayor logro. Viven el día a día. Son correntinos a los que sólo les llegaron muchas promesas pero ninguna

concreción de las mismas. Pero pese a eso, cuando "Camau" junto a otros hombres y mujeres del Frente Correntinos por el Cambio llegaron al barrio, fueron capaces de abrir las puertas de sus hogares con una dignidad mayúscula.

Cabe destacar que acompañaron al candidato a intendente en esta caminata, el Candidato a Diputado Nacional (sup.) Ezequiel Paniagua, la candidata a Diputada Provincial por el Partido Justicialista Irma Pacayut, y la candidata a Diputada Provincial por el Partido Comunista Sonia López, junto a un grupo de militantes y jóvenes del Frente.

Todos quedaron sorprendidos por la bondad de estas personas que, pese a la pobreza estructural en la que viven los acompañaron en cada momento con algunos mates y hasta pastelitos hechos con sus propias manos, que los visitantes no dudaron en saborear. Pero, mientras

caminaban les contaban las penurias por las que atraviesan día a día y que, en algunos casos el mismo "Camau" pudo comprobar cuando por ejemplo, tomó entre sus brazos a un bebé que gateaba en el piso y con

el sólo hecho de acercarlo a él, sintió como respiraba con dificultad.

La humedad, el frío, la mala alimentación y las zonas desfavorables en la que habitan los convierte en ciudadanos de riesgo y ellos conocen a la perfección su realidad. "Sabemos que cuando se refieren a nosotros,

muchos creen que somos todos chorros y haraganes por eso ni la policía quiere entrar a este lugar, ni le digo un médico, pero no es verdad.

Somos muchas las personas honestas que día a día salimos a ganarnos la vida porque pese a que sabemos, que sino trabajamos un día no comemos, somos incapaces de robarle a otro. Muchas veces preferimos pedir pero no robamos", se defendieron de los ataques que reciben de la misma

sociedad que aprendió a evitarlos antes que a preocuparse por ellos.

En este mismo sentido, una madre que habita sola con sus dos hijos en una casita construida con lo que pudo conseguir, habló orgullosa del más pequeño de sus niños quien, pese a todas las necesidades que tienen, logró ser el abanderado de su escuela. "Este año lo estaba por

cambiar de colegio porque le queda muy lejos y ya no tengo para el colectivo y no quería que vaya caminando todos los días pero no pude porque es el abanderado", dijo entre orgullosa y tremendamente dolida

por no poder darle a su hijo una vida mejor.

El niño de tan sólo 12 años, todos los días camina varios kilómetros para llegar a la escuela que está muy alejada de su casa y lo hace pese a todo. "Esto nos demuestra que hay familias que pese a estar olvidados y abandonados aún tienen fuerzas para seguir luchando y sobre todo, lo más importante de ellos, es que sus esperanzas y su fe siguen intactas", dijo el candidato a intendente, "Camau" Espínola quien no sólo salió a recorrer las calles del barrio sino que dialogó con cada uno de los vecinos e ingresó a cada hogar que se lo permitieron.

Las madres también hablaron de la oscuridad, la falta de agua potable y las condiciones insalubres en las que viven y que por ende, enferman todo el tiempo no sólo a los más pequeños sino también a los adultos debido al grado de desnutrición que tienen muchos de ellos.

La pobreza estructural en la que habitan llevó a que varias generaciones se encuentren hoy en una misma casilla construida con unos pocos cartones y todo aquello que encuentran y que sirve para poder cubrirse. Esto hizo también que el lugar se haya ido ampliando sin planificación alguna y el asentamiento tiene cada vez a más familias en condiciones de vida infrahumanas.

Después de ver esta dura realidad en la que viven muchos correntinos, el candidato del Frente Correntinos por el Cambio, "Camau" Espínola habló de su compromiso con ellos y de su indignación cuando son utilizados como una herramienta política. Por ello, les dejó en claro

que no está en condiciones de prometerles nada más que su compromiso de trabajar para ofrecerles una mejor calidad de vida.

"Es doloroso ver como muchos correntinos viven en estas condiciones pero mucho más doloroso es darse cuenta que no hay acciones para revertir sus condiciones de vida. Mi compromiso, como lo dije desde un principio, es trabajar para que estas personas puedan creer en la posibilidad de un cambio y sobre todo, que sean capaces de ver un

futuro diferente al que hoy les espera. Un futuro donde la única opción no sea la pobreza y el abandono", dijo.

Comentá la nota