"Mi compromiso será generar los consensos políticos necesarios"

El concejal de la Coalición Cívica, que hasta ahora se desempeñaba como presidente de su bloque, fue designado para presidir el legislativo local el pasado viernes en la sesión preparatoria donde asumieron los nuevos concejales.
Destacó que su compromiso será con la comunidad de Azul y que las puertas de la presidencia estarán abiertas a todos los ediles. Mencionó que lo sorprendió la falta de apoyo del radical Juan Sáenz. Por otro lado, expresó que "reivindico esa quijotada de creer que es posible que entendamos que Azul necesita un mínimo de acuerdo entre todos".

En la sesión preparatoria del pasado viernes, por mayoría, fue designado como presidente del Deliberante local el concejal de la Coalición Cívica, Carlos Vignau.

Forma parte del legislativo desde 2007 y hasta ahora se desempeñaba como presidente de la bancada oficialista.

El cardiólogo previamente fue director del Hospital Municipal "Dr. Angel Pintos" y también del Hospital Casellas Sola de Cacharí.

Lo acompañarán en esta gestión por dos años Alejandro Lozano en la vicepresidencia primera, Nancy Elichiri como vicepresidenta segunda y Romina Constantino en la secretaría.

Apoyaron su nombre para la presidencia los concejales de la bancada oficialista y los integrantes del bloque del Frente Justicialista para la Victoria, excepto Laura Kolman que optó por abstenerse.

El viernes horas después de haber terminado la sesión preparatoria donde fue designado para presidir el Concejo Deliberante, Vignau brindó una nota a este diario.

-¿Cómo han sido estas primeras horas luego de su designación como presidente del Concejo?

-Varios ex presidentes que estaban presentes en la sesión preparatoria se acercaron con sugerencias, como el caso del ex concejal Lindor Burgos. Realmente valoro mucho sus palabras. También hablé con los ex presidentes César Martínez y Jorge Cartolano y recibí de parte de ellos las felicitaciones. Tuve la oportunidad que me entrevistaran a la salida del Concejo un grupo de jóvenes y fue el mejor regalo que he recibido. Sinceramente me devolvieron un poco de felicidad luego de algunos momentos de zozobra y de preocupación en las 48 horas previas.

-¿Qué opina de cómo se definió su designación?

-Uno siente un alivio posterior al acto político de la sesión preparatoria. Nosotros reivindicamos la presidencia porque somos la primera minoría. Entendimos que el acuerdo con al menos dos tercios del Concejo es bueno para la comunidad. Mi compromiso será generar los consensos políticos necesarios, aunque difíciles a veces, para que toda la población de Azul se vea favorecida.

-¿Cómo fueron las negociaciones previas?

-De la bancada oficialista la presidencia podía recaer en mi persona o bien en la de los concejales José Cordeviola o Néstor Mansilla. Eramos los que teníamos el compromiso de asumir este desafío que finalmente asumí. No lo tomo como algo que enaltece mi orgullo, sino realmente como una carga de responsabilidad pública que he aceptado y espero poder llevar adelante. La fuerza que nos acompañó, el Frente Justicialista para la Victoria, nos acercó una propuesta para trabajar en pos de la gobernabilidad para el intendente Omar Duclós en los próximos dos años y para acordar políticas para esta comunidad. Esperábamos realmente que se sumaran todas las fuerzas. De cualquier forma, entendimos que era natural que una fuerza con mucha pujanza como el PRO con Agustín Carús que fue ganadora en las últimas elecciones, pida la presidencia. Entiendo que lo que pasó es el libre juego de la democracia. Nuestra moción fue acompañada por 11 votos y estamos conformes con eso, y con un gran compromiso por unir las voluntades que no nos acompañaron, aunque expresaron su parecer político.

-¿Le llamó la atención el voto de Juan Sáenz que apoyó a Carús en medio del acuerdo que se está impulsando?

-Sí, por supuesto que me sorprendió. No lo sabía previamente. La postura del concejal radical había sido la de generar un acuerdo con todas las fuerzas. Nos hubiéramos sumado si nos hubieran participado de alguna propuesta para generar un acuerdo.

-¿Esto influye de alguna manera en el acuerdo que se está promoviendo?

-Creemos que no, porque existe una amplia vocación en llegar a fundar este acuerdo y llevarlo adelante. Deberemos tomarnos un poquito de tiempo para analizar esta conducta. Lo único que no debemos es apresurar el análisis cuando aún resuena la voz de ese voto. Cuando nos juntemos las autoridades pertinentes vamos a analizar cuál fue el significado de esa falta de apoyo.

-¿Qué piensa respecto de lo que se viene con esta nueva conformación del Concejo?

-El escenario que se vio en la primera sesión con esta nueva integración es justamente lo que eligió la comunidad en las últimas elecciones y las de 2007. Esta composición con distintos bloques expresa lo que democráticamente la comunidad ha puesto en las urnas. Ese es otro de los grandes compromisos de la presidencia: generar la libre expresión política de quienes representan a la comunidad. El desafío será que cada parte escuche a la otra en acuerdos y en disensos. Como ciudadano de una ciudad cervantina reivindicó esa quijotada de creer que es posible que entendamos que Azul necesita un mínimo de acuerdo entre todos. El pueblo no gobierno ni delibera sino a través de sus representantes.

-En las palabras que brindó en la sesión dijo que pertenecía a un bloque, pero las puertas de la presidencia iban a estar abierta a todas las fuerzas

-Políticamente me debo a mi bloque, pero voy a ejercer la presidencia para todos los concejales. Espero honrar ese mandato.

-Supongo que tendrá que reacomodar su actividad profesional para ejercer este cargo

-Esa fue la principal reflexión personal y familiar que hice. Mi vocación es la de ser médico, pero ser médico implica una responsabilidad no sólo de trabajar por la salud, sino también en lo social. Todo universitario en este país debe tener un compromiso por la sociedad porque nos hemos formado en una universidad pública. Me ganó la vida como cardiólogo y trataré de compatibilizar mis actividades de la mejor manera posible y cumpliendo ambos juramentos.

"Nosotros reivindicamos la presidencia porque somos la primera minoría", sostuvo el flamante presidente del Concejo Deliberante.

"El escenario que se vio en la primera sesión con esta nueva integración es justamente lo que eligió la comunidad en las últimas elecciones y las de 2007", consideró Carlos Vignau.

Comentá la nota