Compromiso de inicio de obras desactivó protesta de la UOCRA

El sector espera la incorporación de 250 trabajadores y estabilidad para los actualmente empleados. El delegado normalizador, Carlos García, destacó el compromiso empresario de no provocar nuevas bajas, aunque en los últimos días hubo una veintena que también está para reubicar en distintas obras.
La UOCRA dejó en suspenso un corte de ruta que evaluaba una asamblea, como medida de protesta para que se reactive la obra pública, por garantía de empleo a unos 250 operarios y estabilidad a los que están empleados, en tanto, el delegado normalizador, Carlos García, gestionó ante autoridades provinciales la firma de inicio de distintas obras.

El dirigente habló de gestiones que realizó el día anterior ante la Jefatura de Gabinete, el Ministerio de Gobierno y el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, que derivaron ayer en la firma de distintos contratos de inicio de obra.

Según informó el dirigente por LU 12 Radio Río Gallegos, "el espíritu no es generar conflictos, sino tratar de buscar soluciones", aunque advirtió que "la UOCRA viene hace varios meses tratando de conseguir la reactivación de alguna obra en la ciudad, para poder cubrir los puestos de trabajo".

García informó que, en tal sentido, las gestiones con las autoridades provinciales derivaron en una serie de firmas que se concretaron durante la jornada de ayer, para dar inicio a algunas obras.

El dirigente dijo que con esta propuesta, la asamblea dejó en suspenso una medida de protesta, para darle tiempo al Gobierno de organizar las propuestas de reactivación de la obra pública.

Según informó, con la firma por parte del IDUV del inicio de obra de 36 viviendas, la empresa Gancedo estaría incorporando, desde hoy mismo, entre 40 y 50 operarios, en tanto, dijo, "estamos tratando de cerrar el tema de la empresa PROALSA y de la empresa ACRI, para incorporar a unos 25 a 27 compañeros más", mientras que más de una decena se incorporarían a la obra de viviendas para municipales, próxima a su inicio.

García anticipó para la semana próxima la resolución para la reactivación de la obra del Hospital de Santa Cruz, y la continuidad de las 68 viviendas de Loscalzo Delcurto, que en su momento tuvo bajas, y un conflicto que terminó con un acuerdo para la reincorporación a partir de su reinicio.

El dirigente admitió que "la provincia está en una situación complicada, por eso, nosotros estamos sugiriendo que el Estado nacional intervenga en algunas obras, para tener garantía de continuidad de trabajo, organizar un plan que garantice empleo hasta fin de año por lo menos", y que añadió "no haya bajas en el sector".

García no pudo pasar por alto que unos 20 trabajadores fueron dados de baja en los últimos días por la empresa Gotti, aunque con el compromiso de que no habría más despidos por ahora. No obstante, resta a la UOCRA insertar a estos trabajadores.

También dio cuenta de reuniones con la empresa ESUCO y con Isolux Argentina, la UTI que construirá la megausina en Río Turbio. El 15 se instalará en la Cuenca Carbonífera, para controlar la obra desde el inicio, dijo.

García, además, se interesó por la empresa TECHINT, subcontratista para la construcción del interconectado, por garantías de empleo para cuando se inicie esta obra.

Asimismo, dijo que "estuvimos analizando algunos temas de la obra pública, para ver si la Nación puede absorber algunas obras, como planes de construcción de escuelas que estaban programadas, para poder reactivar ese tema", mientras aseguró no tener ningún tipo de información de la anunciada construcción de las represas sobre el río Santa Cruz.

Comentá la nota