"Han comprendido que nuestra lucha…

…es justa por eso no protestaron" –dijo el Secretario General del SOEMA, René Rodríguez, al ser consultado acerca de los alcances del corte de ruta que realizaron durante la jornada de ayer en Ruta 46, a la entrada de la Ciudad, con respecto a la actitud de los numerosos vehículos que quedaron detenidos en el piquete, entre ellos, varios servicios públicos de transporte con su pasaje.
Los huelguistas decidieron endurecer su postura "hasta que se restablezcan las instancias de diálogo que nos conduzca a una solución a lo que venimos reclamando hace ya casi dos meses. Hasta el momento las cosas están estancadas. Todo como al principio y ningún funcionario se acercó a hablar con nosotros, a lo mejor porque saben que la única manera de arreglar es que nos paguen nuestro dinero…" –aseguró por su parte el gremialista Héctor "Cocha" Castro para agregar que el corte seguirá hoy a partir de las 06,00 horas de la mañana y hasta las 18,00, aunque no descartaron que podría extenderse un par de horas más.

Cabe consignar que estos gremialistas se encuentran en situación de protesta y durante todo este episodio estuvieron "custodiados" por efectivos de la U.R. Nº 4 para prevenir cualquier eventual incidente entre los amotinados y los conductores de vehículos que se vieron impedidos de pasar hacia Andalgalá, o salir de ella a Catamarca o Tucumán.

"Nadie vino a vernos. Ningún funcionario, solamente el diputado Raúl Jalil que de alguna manera se vio obligado a detenerse porque está en campaña. Habló con nosotros pero no es él quien tiene que resolver nuestro conflicto, sino el intendente Perea que nos ignora. También estuvo un ratito, el concejal Luis Valdéz pero se retiró al ver que tampoco él puede solucionar lo nuestro."- siguió diciendo Castro para anunciar que la asamblea que debía realizarse en la sede del SOEMA, se realizaría ahí mismo, en el piquete, que de hecho resolvió continuar con esa modalidad de protesta.

Conocedores de la realidad, nos atrevemos a preanunciar una vez más, que este conflicto se diluirá por el tiempo y el desgaste por cuanto cada vez son menos los que participan de la huelga, además de que los servicios del Municipio no se vieron resentidos por los incidentes ya que los lugares vacantes, son asumidos por gente que no adhiere.

Cabe aclarar también que las alternativas de este piquete fueron transmitidas solamente por un par de medios de comunicación y por supuesto, Catamarcactual estuvo informado al instante como para difundir esta síntesis.

La verdad sea dicha: este conflicto tiene harta a la población, por untado y por otro, es valorable la actitud de los gremialistas al guardar silencio por una señora enferma que vive justamente en inmediaciones de la Municipalidad, por lo que se vieron obligados a silenciar sus bombos y redoblantes.

Comentá la nota