Compras navideñas: 10 consejos para usar bien la tarjeta

Siguen sin ser tiempos financieros apropiados para usar plásticos. Las tasas han vuelto a elevarse entre 2 y 5 puntos porcentuales en los últimos meses. Pero si tiene que financiar compras, conviene tener una serie de precauciones.
En los últimos dos meses, los bancos elevaron nuevamente -pasado lo peor de la crisis- los costos financieros de las tarjetas de créditos. Según los últimos datos, las entidades financieras incrementaron en promedio entre un 2% y un 5% las tasas de interés de sus plásticos de crédito.

Y si bien existe un sector de público que ha dejado de utilizar las tarjetas para evitarse dolores de cabeza a la hora de la llegada de los resúmenes de cuenta, lo cierto es que para mucha otra gente los "plásticos" son vitales. Y más aún para las fechas de año en las cuales hay que incurrir en gastos extras: hablamos de Navidad y Año Nuevo.

Por esta razón, si usted está pensando qué tarjeta es más conveniente para realizar una compra o cuál tarjeta dar de baja, aquí le acercamos 10 claves a tener en cuenta:

1- Para optar por una u otra tarjeta de crédito es conveniente tener en cuenta entre otras variables, la tasa de interés que cobran las emisoras, los cargos asociados a su utilización y si la tarjeta a emitir será nacional o internacional (es decir, si puede usarse en otro país).

2- Entre los costos relacionados a la utilización del producto también deben incluirse el seguro de vida sobre los saldos financiados, los gastos administrativos (envío de resumen), los gastos de renovación anual del plástico y las comisiones que se cobran por el retiro de dinero en efectivo.

3- Por tratarse de un producto crediticio hay un límite de financiación o de compra. Ese límite depende de la política crediticia de cada banco y de la calificación crediticia que se asigne a cada cliente.

4- Otros aspectos que es conveniente considerar son las tasas de interés punitorio pactadas sobre saldos impagos, el monto del pago mínimo y las comisiones cobradas por superar el límite de compra (determinado en función del nivel de ingresos). Además, es relevante conocer los requisitos para la contratación de la tarjeta (nivel de ingresos, edad máxima).

5- Evite tener varias tarjetas y gastar un poco con cada una. Si lo hace, después se encontrará con la desagradable sorpresa de que debe hacer frente a gastos fijos por tarjetas que se utilizan poco.

6- Al comprar con la tarjeta tenga en cuenta la capacidad de pago que tendrá en las cuotas futuras.

7- Preste atención a las promociones que ofrecen las tarjetas pueden hacer diferencia en su bolsillo. Por ejemplo, si la tarjeta le ofrece descuentos para cargar combustible no es lo mismo que si la rebaja es en restaurantes de primera categoría. En síntesis, fíjese cuál es la tarjeta más adecuada a su perfil de consumo.

8- No permita que se lleven la tarjeta a otro lugar para hacer la transacción; evite perderla de vista. Guarde los tickets de compra para su confronte con el resumen de cuenta mensual.

9- No se acostumbre a efectuar sólo el pago mínimo. Si deja que se acumule en su cuenta de deuda un saldo cada vez mayor, esto implicará intereses mayores en el futuro.

10- Por último, y no está de más mencionarlo, memorice la clave de identificación personal. Tenerla guardada por escrito no es una buena idea. Elija una clave difícil de adivinar por parte de potenciales ladrones.GR.GM.

Comentá la nota