«Compraremos tierras si hace falta»

Herminio Balda expresó que se trabaja en un banco de tierras entre los municipios y Provincia para implementar el Plan Integral de Soluciones Habitacionales.
El titular del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) y de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS), Herminio Balda, expresó que desde los dos organismos están trabajando en un banco de tierras entre los municipios y la Provincia para implementar el Plan Integral de Soluciones Habitacionales que la Legislatura sancionó el mes pasado.

“Si es necesario compraremos tierras”, dijo Balda, quien admitió que uno de los problemas principales que tiene la Provincia para solucionar el déficit habitacional es la falta de terrenos, tanto municipales como estatales.

“Estamos haciendo un relevamiento de las tierras que tienen los municipios y Neuquén en el marco del Registro Único Provincial de Vivienda y Hábitat”, comentó el funcionario.

Además, informó que a nivel provincial hay 1.500 viviendas en construcción y 1.600 licitadas para comenzarlas en breve. “También tenemos 400 viviendas del programa Aborigen en zonas rurales y ahora estamos trabajando, junto a la Secretaría de Energía, en el proyecto para utilizar los fondos de los recursos petroleros para solucionar la necesidad, el cual estaría para marzo”, indicó.

Y añadió: “La directiva del gobernador Jorge Sapag es que apuremos los proyectos teniendo en cuenta la emergencia habitacional”.

En cuanto al financiamiento nacional, Balda informó que en el plan de obra pública que anunció la Presidenta para este año, serán destinados 300 millones de pesos para todo el país para la construcción de viviendas y que las provincias que más rápido presenten los proyectos, serán las que obtendrán esos fondos.

“En el caso de Neuquén serán viviendas de 49 metros cubiertos y no hay un cupo fijo, depende de lo que requiramos y del proyecto, nuestros arquitectos ya están trabajando en eso pero el problema principal es que nos faltan tierras para poder construir”, explicó.

Imposibilidad

Tanto Balda como el vicepresidente del IPVU, Marcelo Sampablo, manifestaron que el Estado no puede resolver el problema en su totalidad.

“La necesidad de vivienda es una realidad porque Neuquén tiene un crecimiento importante, pero el Estado no puede solucionar todos los requisitos de la emergencia”, dijo Balda.

En tanto, Sampablo destacó la importancia de las políticas que pueden llevar adelante los municipios para colaborar en la solución.

“Las comunas van a administrar la información, la demanda y las soluciones habitacionales de su localidad, pero también podrán pedir financiamiento a la Provincia desde la certeza de tener una información real de la necesidad con la herramienta del Registro Único, además tienen los recursos de la renegociación de los contratos petroleros para hacerlo”, destacó Sampablo.

El funcionario destacó que el Registro Único, además de actualizar los datos de aquellos que buscan una solución habitacional, les sirve como información para conocer la demanda y, a partir de allí, comprar tierras de acuerdo a esos datos.

Sin acceso al que toma

Neuquén > La Ley Nº 2.639 que crea el Registro Único establece que la Provincia podrá excluir a un aspirante, inscripto y preadjudicatario de una solución habitacional que haya ocupado predios privados o públicos a partir de su sanción en el mes pasado.

También podrán rechazar la solicitud de inscripción por parte de un aspirante cuando él u otro miembro de su grupo familiar tengan una inscripción previa.

“Las tomas actuales las relevamos con el municipio capitalino en un convenio que firmamos en marzo pasado. La decisión del Ejecutivo y de la Legislatura es la de limitar al beneficio del acceso a una solución a quienes estén en nuevas tomas a partir de la sanción de esta ley”, expresó Marcelo Sampablo, vicepresidente del IPVU.

El funcionario aclaró que aquellos que ocuparon terrenos durante el 2008 sí podrán inscribirse en el Registro Único porque están relevados por los organismos provinciales y municipales.

La inscripción al registro comenzará en marzo y se podrá realizar en cualquier municipio o en las entidades provinciales –IPVU o ADUS-, y la información será volcada a una misma base de datos. El objetivo es conocer la demanda y actualizar la situación de aquellos que alguna vez se anotaron en algún plan y todavía buscan una solución habitacional.

Financiación, recupero y regularización dominial

Neuquén > La Ley que crea el Sistema Integral de Soluciones Habitacionales articula una batería de leyes que tiene cuatro aristas: el registro único, la regularización dominial, el financiamiento a través del recupero y los loteos sociales.

En cuanto al recupero, en el IPVU se registraron en el 2008 cifras similares a las del año anterior, pero con una sostenida mejoría. En cuanto a la obtenida en la ADUS, Balda informó que mejoró notablemente.

“El financiamiento de la construcción de viviendas es con aportes del Tesoro provincial, de la Nación a través de los Planes Federales y del recupero”, expresó el vicepresidente del IPVU, Marcelo Sampablo.

En cuanto a la regularización dominial, el funcionario explicó que este año tienen previsto hacer un plan de escrituración para aumentar esos niveles.

“Hay dos aspectos de esta medida, uno con las viviendas que no están construidas por el Estado, que están en terrenos particulares, financiadas con esfuerzo propio y que no están escrituradas y a ellos apunta la ley que está realizando la Legislatura”, indicó Sampablo.

Además, el vicepresidente del IPVU comentó que el organismo tiene un convenio con el Colegio de Escribanos donde pagan montos muy bajos por las escrituras, las que rondan los 600 pesos y que se cobra con la financiación de la vivienda, así la persona no la siente.

“Rondamos las mil escrituraciones con hipotecas por año y tenemos que pasar a escriturar cuatro por año”, comentó.

Comentá la nota