Comprarán 22.000 cueros a frigoríficos chaqueños a cambio de evitar los despidos

Un stock de 22.000 cueros que no pudieron vender los frigoríficos del Chaco debido a la caída de los precios por la crisis internacional los comprará el gobierno de la provincia a través de la Fiduciaria del Norte S.A. La medida garantiza la continuidad laboral y los ingresos de más de 450 empleados directos.
Para ello se suscribió un convenio que, en un hecho inédito promueve la participación estatal para asegurar la rentabilidad y garantizar la continuidad laboral de los trabajadores del sector. La iniciativa surgió como respuesta a un pedido que los frigoríficos formularon al Poder Ejecutivo para que intervenga en el recupero de la rentabilidad del sector y la comercialización de un stock de 22.000 cueros. Por su parte, las empresas deberán mantener la producción hasta tanto el gobierno concrete las ventas, salvo que logren una relación comercial que también puedan realizar. Según señaló el ministro de Economía, Eduardo Aguilar, está próxima a concretarse la exportación de gran parte de la producción hacia Perú. El ministro explicó que de lograrse la colocación del producto a un precio superior del que se lo ha adquirido, el excedente se transferirá a los productores, porque la medida no persigue fines lucrativos. El objetivo de la operación es ayudar al sector a recuperar las pérdidas; liquidar los salarios y garantizar la continuidad de los más de 450 empleos directos, además de optimizar el aprovechamiento de los subproductos de esta industria. Aguilar indicó que la relación comercial que el gobierno trazará para la comercialización de los productos servirá como gancho para abrir nuevos mercados y canales de comercialización de la industria, principalmente en el exterior.

Empresarios satisfechos

El presidente de la Cámara Frigorífica del Chaco, Sergio Gallo, agradeció al gobierno por la colaboración y la mediación para que los productores puedan hacer frente a las pérdidas ocasionadas primero por la fuerte sequía y acentuadas luego por la crisis internacional. “Es importante destacar el esfuerzo que realiza el gobierno para ayudarnos a sobrellevar este momento y aliviar las pérdidas, además de la pronta respuesta que nos dieron ante el planteo sobre la imposibilidad de comercializar el stock de cueros”, remarcó Gallo. Explicó que los últimos imprevistos, tanto climáticos como del contexto internacional, derivaron en una fuerte caída de la demanda local y externa y de la competitividad de precios, lo que derivó en la falta de comercialización del principal subproducto frigorífico, que es el cuero, generando una gran pérdida para el sector. “A través de la venta y exportación del cuero los productores podíamos recuperar los gastos de la producción pasada, frustrada por la sequía, pero la crisis internacional que sobrevino no nos permitía ni siquiera esa posibilidad”, explicó.

Comentá la nota