Comprar con un dólar tranquilo

Pese a la crisis internacional y las tensiones políticas, la entidad monetaria estima que el stock de reservas a fin de año se ubicará en unos 44 mil millones de dólares. El monto que recibirá el FMI compensará el pago de deuda hasta fin de año.
En el Banco Central estiman que el stock de reservas a fin de año rondará los 44 mil millones de dólares, poco menos que el actual nivel. La caída de unos 2000 millones en el año que calculan en la entidad que conduce Martín Redrado surge a partir de dos hipótesis. Por un lado, prevén que el sector privado terminará con un saldo neutro entre compraventa de divisas, sin necesidad de intervenciones importantes en el mercado por parte del BC para evitar movimientos bruscos en el tipo de cambio. En segundo lugar, explican que, hasta fin de año, las obligaciones financieras del Gobierno coinciden casualmente con los 2500 millones que desembolsará el Fondo Monetario Internacional el próximo 28 de agosto. Desde el Central remarcan que no tienen una meta e insisten con que las reservas son "un colchón para usar cada vez que sea necesario". Ayer la cotización del dólar subió un centavo, hasta 3,86 pesos, y las reservas internacionales de la autoridad monetaria cerraron en 44.732 millones de dólares.

"A fin de año, en un escenario político-económico sin sobresaltos, las reservas serán similares al stock que poseemos ahora, alrededor de 44 mil millones", estimaron colaboradores cercanos al presidente de Banco Central. La fuga de capitales ronda los 34 mil millones de dólares desde mediados de 2007. La crisis financiera global, la especulación con la depreciación del peso y factores políticos internos impulsaron la salida de divisas. En la autoridad monetaria aseguran que la huida se desaceleró en los últimos meses y confían en la mejora del escenario internacional. En este panorama, calculan que el superávit comercial se mantendrá "en sintonía con lo registrado en el segundo semestre del año pasado" y cubrirá la salida de dólares del sistema formal sin afectar el stock de reservas. Entre julio-diciembre de 2008 el superávit comercial ascendió hasta los 7880 millones de dólares. "Si la fuga pasa a estar en el orden de los mil millones mensuales el resultado es un empate", apuntaron.

Por su parte, el sector público tiene que hacer frente al pago del cupón PIB a principios de diciembre por unos 1500 millones de dólares y recomprará deuda, por las condiciones de canje, por alrededor de 1000 millones de dólares. Para pagar estas obligaciones el Tesoro adquirirá los dólares al Central. Esta caída en el stock de divisas de la autoridad monetaria coincide con los 2500 millones que desembolsará el FMI en Derechos Especiales de Giro. Esta inyección fue el principal acuerdo de la última reunión de presidentes del G-20 en Londres para enfrentar la crisis.

Desde el pago por 2251 millones de dólares del vencimiento y la amortización de capital e intereses del Boden 2012, el Central recompró alrededor de 300 millones de dólares. "La idea es recomponer reservas en la medida de lo posible. En lo que va de agosto se acumularon alrededor de 300 millones porque hubo una oferta considerable, pero no tenemos un objetivo de reservas", explicaron cerca de Redrado.

El stock de reservas comenzó el año con 46.300 millones de dólares, y en marzo del año pasado habían superado el record de 50 mil millones. La intención del Central es absorber la mayor cantidad posible de divisas sin presionar sobre el tipo de cambio: "No queremos que haya movimientos bruscos en la plaza; en la medida en que veamos un tipo de cambio alineado y haya margen, sumaremos reservas", indicaron a este diario desde la autoridad monetaria.

En los últimos doce meses, la autoridad monetaria utilizó reservas para demostrar que "podía dejar la cotización del dólar donde quería". Así buscó "disciplinar" a los mercados y desactivar posiciones especulativas. Durante el conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario del año pasado, el Central vendió 3000 millones y apreció la cotización hasta dejarla en 3,04 pesos al público. En el primer trimestre de 2009 desembolsó alrededor de 1000 millones en el mercado cambiario, concentrados en marzo. La última venta significativa fue al Tesoro por 1500 millones de dólares para hacer frente al pago del Boden 2012.

Comentá la nota