Se complicó la negociación con el gremio de los recolectores

El intendente se reunió con Surrbac. Planteó que no se respetará la antigüedad si cobran indemnización. El sindicato rechaza la figura del ente estatal
La negociación entre el Municipio y el gremio de los recolectores de residuos se complicó ayer y le generó al gobierno de Juan Jure un problema adicional cuando trabaja contrarreloj para poner en marcha el nuevo ente de higiene urbana.

La discusión está centrada en dos aspectos. Por un lado, el sindicato pretende que, a pesar de que Gamsur les pagará la indemnización de 5 millones de pesos que reclaman, los 200 empleados de la empresa mixta pasen al nuevo ente con la misma antigüedad. El intendente Juan Jure había dicho en una entrevista con este diario que los trabajadores arrancarían de cero si la mixta los resarce.

Pero, además, Surrbac rechaza la figura elegida por el oficialismo. No quiere que la empresa mixta sea reemplazada por un ente. Sostiene que los empleados quedarían desprotegidos y a los tres meses podrían quedar en la calle. Andrés Zeballos, secretario gremial en la provincia, dijo, antes de entrar a la reunión que ayer mantuvieron con Jure: "El compañero Hugo (Moyano) ya nos dijo que rechacemos esa figura. Acá tiene que haber una sociedad que les dé garantías a los compañeros", indicó.

Sergio González, secretario general del gremio en Río Cuarto, dijo que, después de reunirse con el intendente, tienen más incertidumbre. "Jure quiere un ente y nosotros una sociedad del Estado. Si aceptamos un ente vamos a pasar a ser personal contratado no efectivo. Además, no queremos que los compañeros cobren menos. Tienen que percibir la misma remuneración y, por lo tanto, debe respetarse la antigüedad", dijo González.

Para tratar de acercar las posiciones, ayer empezaron a reunirse en Córdoba los abogados del Municipio con los del gremio. Intentarán consensuar una figura legal que conforme a los dos. Es que optar por una sociedad del Estado lo obligaría al gobierno a conseguir los dos tercios en el Concejo, un objetivo difícil de cumplir.

De todas formas, González se mostró optimista con el resultado de las negociaciones.

"Estamos trabajando contrarreloj y suponiendo que la empresa puede dejar de prestar el servicio el 1º de mayo. En ese caso, tendremos que salir los trabajadores a recolectar los residuos. Estamos dispuestos a trabajar con Gamsur o con quien sea para garantizar el servicio. Nosotros estamos agradecidos tanto con Gamsur como con el Municipio porque los dos se han portado muy bien con los trabajadores. Ahora hay un momento de incertidumbre pero no vamos a dejar que la ciudad se quede sin servicio ni un solo día", manifestó el secretario general del gremio en Río Cuarto.

Comentá la nota