Complicado acuerdo en la lista de Unión Pro

El felipista Roberto Sánchez suena como primer candidato. Lo seguirían Jorge Herrera y los denarvaístas Verónica Ormello y Adrián Maciel.
Una guerra de nervios. Así podría definirse, sin la menor exageración el clima que atraviesa por estas horas a Unión Pro, la coalición opositora que une a macristas, denarvaístas y felipistas.

Con más recelos mutuos que puntos en común, distintos dirigentes de las tres fuerzas trataban de abrochar ayer alguna lista posible que, aunque no termine de conformar a todos, al menos evite el cierre "a dedo" por parte de los dirigentes provinciales.

Ayer durante todo el día sonó en corrillos políticos un eventual armado. Éste le daría los primeros lugares a dos hombres del felipismo: el médico Roberto Sánchez -de estrechos lazos con Ernesto Van der Koy-, seguido por el sindicalista Jorge Herera. Detrás se ubicaría una mujer del denarvaísmo: la comerciante Verónica Ormello, seguida por otro hombre del sector, el secretario de la Defensoría del Pueblo, Adrián Maciel.

La lista, que manejan en voz no tan baja diferentes operadores del sector, tiene una particularidad: no tiene hombres ni mujeres del sector macrista encabezado por el concejal Marcelo Criniti. Anoche, desde ese espacio pusieron el grito en el cielo ante las versiones, a las que calificaron como "sin futuro".

Desde el felipismo, sin embargo, alentaron esa versión que los deja en una posición inmejorable para encarar las elecciones, con dos concejales del espacio casi asegurados.

En una posición intermedia quedó el concejal Diego Ranieli, referente denarvaísta local, quien tiene poco para ganar con el eventual armado, ya que recién en tercero y cuarto lugar de la lista ingresarían candidatos propios.De hecho, en diálogo con El Diario, el denarvaísta se mostró más cerca de abandonar la negociación local en espera de que sean los propios dirigentes provinciales los que definan la lista.

Sin embargo, en una eventual negociación, el edil se había mostrado dispuesto a resignar el primer lugar de la lista y colocar a una mujer de su agrupación -la misma Verónica Ormello- en el tercer escalón.

De concretarse, la lista deberá presentarse el viernes a las autoridades provinciales para ser ratificada el sábado por los apoderados de cada partido. Es en ese trayecto donde los referentes locales pueden perder de vista las planillas donde se plantean los mayores temores. Por las dudas, todos están tratando de asegurarse ya un lugar en La Plata.

Carrión lanza su campaña

Mientras espera que los miembros de la comisión investigadora del Honorable Concejo Deliberante (HCD) terminen de firmar el veredicto de la pesquisa realizada ante las acusaciones en su contra por el manejo irregular de tierras en Zelaya, el concejal Héctor Carrión rechaza las advertencias y prepara su campaña. El ahora opositor se adelantó al dictamen que se le debería haber entregado hace una semana y que aún aguarda, y a sabiendas de que éste tiene un apercibimiento por un llamado a uno de los testigos, disparó: "cualquier cosa que digan en mi contra es injusta".

Los ediles integrantes del G8 no encontraron elementos que culparan a su par por las acusaciones presentadas contra él. Pero sí, le darán un "tirón de orejas" por un llamado que el propio Carrión reconoce haber hecho: "lo llamé y le dije que él iba a tener que dar explicaciones a la Justicia. Sé que no lo debería haber hecho, pero en ningún momento lo amenacé", sostuvo.

En tanto, el hombre expulsado del oficialismo prepara su campaña de cara a los comicios del 28 de junio, para lanzar su lista, la que encabezará representando al Partido Renovador. Carrión adelantó que el símbolo de su campaña será un perro, el animal fue elegido tras los dichos del edil contra el intendente Humberto Zúccaro en pleno conflicto cuando lanzó: "Zúccaro se va a tener que comprar un perro para tener un amigo".

Comentá la nota